Familiares y políticos se manifestaron para implorar liberación de ecuatoriano de Queens que enfrenta deportación

Manifestantes pidieron a la juez de inmigración Mirlande Tadal que detenga la deportación del residente de Maspeth, Edisson Barros. Foto de twitter.com/FranciscoMoyaNY

 

Manifestantes se reunieron en el Ayuntamiento este viernes en una última suplica para que la juez de inmigración Mirlande Tadal detenga la deportación del residente de Maspeth, Edisson Barros.
La deportación del ecuatoriano Barros se fijó para la mañana del viernes, el mismo día de la manifestación, que se llevó a cabo el 10 de agosto en los escalones del Ayuntamiento.

A los familiares del inmigrante se unieron los concejales Francisco Moya y Carlos Menchaca, así como la vicecónsul general del consulado ecuatoriano en Nueva York María Acosta, miembros del grupo Young Progressives of America, el Grupo de Investigación de Interés Público de Nueva York y el activista de inmigración y parte del Independent Drivers Guild, Ronald Bautista.

Los manifestantes se reunieron con carteles creados a mano con las palabras #FreeEdisson (#liberenaEdisson) y «F *** ICE» escritas en ellos. La hija de Barros, Paola, sostenía un letrero que decía «¡Devuélveme a mi papá! ¡Los inmigrantes son bienvenidos!

«Deportar a Edisson Barros no hará que Estados Unidos vuelva a ser grande». Solo servirá para diezmar y destruir a una familia», dijo Moya. «No hay honor en crear este infierno para Edisson y su familia, y hacerlo no es una defensa de Estados Unidos o la libertad. En interés de la justicia, pedimos a la juez Mirlande Tadal que suspenda la deportación, al menos hasta que ella pueda revisar su caso y tomar una decisión informada».

La asambleísta Ari Espinal también exigió justicia para Barros y las otras familias inmigrantes que han estado sujetas a situaciones similares.

«Estoy horrorizada y enojada por las medidas tomadas por el gobierno federal para tratar de separar a Edisson Barros de su familia y la que ha sido su casa durante los últimos 25 años», dijo Espinal. «Me uno al concejal Francisco Moya para pedirle a la juez Mirlande Tadal que suspenda la deportación de Edisson. El gobierno federal debe dejar de desgarrar a las familias».

Como informaron nuestros colegas de QNS, Barros fue arrestado tratando de salvar al perro de su familia en mayo. Según los informes, el taxista estaba paseando a su perro en Maspeth cuando el animal salió corriendo a la calle.

Para evitar que un conductor que se aproximaba lo golpeara con su coche, Barros tiró sus llaves al auto para avisarle que se detuviera. El conductor del vehículo se molestó y llamó a la policía, que arrestó a Barros por desorden público. Terminó siendo entregado a ICE luego de su arresto y ahora está bajo custodia en el Centro Correccional Hudson en Kearny, Nueva Jersey.

El padre y esposo vino por primera vez de Ecuador en 1994 y obtuvo un permiso de trabajo. Sus dos jóvenes hijas adultas nacieron en los Estados Unidos. Una emergencia familiar requirió que regresara a su país de origen en 2003. Pero la portavoz de ICE, Yong Yow, le dijo a Patch que Barros está sujeto a «deportación bajo una orden final de deportación de 2003».

«La juez Tadal ya expresó interés en revisar el caso del 2003 del Sr. Barros, del cual se origina este fallo de deportación. Esperamos que sea cierto e instamos a que suspenda la deportación hasta poder tomar una decisión informada», de acuerdo a un comunicado de la oficina del concejal Moya.

 

Más de Alrededor de Nueva York

>