Extienden beneficios para familias de trabajadores públicos de 1ra. línea muertos por el Covid

Extienden beneficios para familias de trabajadores municipales de 1ra. línea muertos por el Covid
Extienden beneficios para familias de trabajadores municipales de 1ra. línea muertos por el Coronavirus. (Foto: EFE/EPA/Etienne Laurent)

El presidente de la Asamblea del estado de Nueva York, Carl Heastie, y el presidente del Comité de Empleados Gubernamentales, Peter Abbate, Jr., anunciaron que la Asamblea aprobó una legislación para extender las disposiciones otorgadas el año pasado que garantizan que las familias de los trabajadores municipales de primera línea que perdieron la vida a causa del COVID-19 como resultado de su servicio reciban los beneficios que merecen (A.3988, Abbate).

«Durante el curso de esta pandemia, nuestros valientes trabajadores de primera línea se han levantado y han ido a trabajar todos los días a pesar de los tremendos riesgos para su salud», dijo el presidente Heastie.

«Trágicamente, muchos de estos heroicos servidores públicos perdieron la vida a causa del COVID-19. Esta legislación garantizará que los beneficios por muerte en cumplimiento del deber que implementamos el año pasado sigan estando disponibles mientras continuamos luchando contra esta pandemia».

 

 

El año pasado, la mayoría de la Asamblea aprobó una legislación crucial para proporcionar un beneficio por muerte accidental a los beneficiarios de los trabajadores de primera línea. Este beneficio se paga a los empleados públicos que fallecen en el trabajo como consecuencia de un accidente.

El beneficio por muerte accidental es más sustancial que el beneficio por muerte ordinario para los trabajadores públicos. La legislación actual extenderá estas disposiciones desde el 31 de diciembre de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2022.

«Aunque muchos trabajadores han tenido la suerte de trabajar desde casa durante esta pandemia global, nuestros trabajadores de primera línea no tienen ese lujo», dijo el asambleísta Abbate.

«Día tras día, el personal médico de emergencia, bomberos, policías, trabajadores de saneamiento, trabajadores de tránsito, empleados estatales y municipales, y muchos otros continúan poniendo en riesgo su salud para garantizar que podamos quedarnos en casa y estar seguros».

«Estos empleados públicos que perdieron la vida a causa del COVID-19 merecen todo nuestro agradecimiento y sus familias merecen los beneficios cruciales que ofrece esta legislación».

 

 

Más de Alrededor de Nueva York