Exilio en EEUU denuncia medio millar de desaparecidos en Cuba

Exilio en EEUU denuncia medio millar de desaparecidos en Cuba
Con gritos de "Díaz-Canel asesino", "Viva Cuba libre" y "Abajo la dictadura", los cubanos en EE.UU. piden una intervención de Biden para ayudar al pueblo de Cuba. (Foto: EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH)

El Movimiento Democracia del exilio cubano denunciará ante las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA) las desapariciones de al menos medio millar de jóvenes en las protestas en Cuba, entre ellos Luis Carlos Núñez, de 25 años y quien padece de epilepsia.

Ramón Saúl Sánchez, presidente de la organización, detalló que han recibido constantes llamadas de la isla de familias que desconocen el paradero de sus seres queridos, como también denunciando el reclutamiento forzoso de jóvenes para la revolución desde que estallaron las protestas el pasado 11 de julio.

En ese sentido el activista Gus García indicó que se trata de un trabajo muy serio a cargo de abogados expertos para recolectar hasta ahora información de al menos medio millar de desaparecidos, en su gran mayoría menores de edad. García precisó que aunque algunos nombres eventualmente se divulgarán con el permiso de sus familias, mantendrán la reserva de las identidades para evitar posibles represalias del régimen.

Por otro lado, el Movimiento Democracia indicó que solicitarán a la Comisión de Derechos Humanos de la OEA que organice un viaje a Cuba para entrevistar a los detenidos.

 

Exilio en EEUU denuncia medio millar de desaparecidos en Cuba
Exilio en EEUU denuncia medio millar de desaparecidos en Cuba. (Foto: EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH)

 

Envío de remesas a la isla

 

Por otro lado, el reconocido líder del exilio cubano dijo que prepara una huelga de hambre en caso de que el Gobierno del presidente de EE.UU., Joe Biden, no ponga en marcha de inmediato varias medidas para ayudar al pueblo cubano.

El exiliado subrayó que busca presionar al Gobierno Biden para solicitar el fortalecimiento inmediato del servicio de internet en la isla y de la radio y televisión Martí para que llegue con mayor potencia a Cuba, lo mismo que el establecimiento de sanciones directas, «con nombre y apellido a los represores del régimen».

«Si el presidente no nos escucha, voy a hacer la huelga de hambre», manifestó. El activista urge al gobierno del demócrata que cualquier negocio de particulares con la isla beneficie directamente al pueblo y no al Gobierno de Miguel Díaz-Canel, mediante la aplicación de los Principios Sullivan, de responsabilidad empresarial.

También lo insta a que regule de alguna manera el envío de paquetes y remesas, y las llamadas y los viajes a Cuba, de forma que lo militares cubanos y el régimen en general no saquen el mayor provecho de esas transacciones, que son más costosas en la isla que en cualquier otra nación. «Que esa industria se investigue y se desmonte para que las transacciones sucedan al nivel normal como en cualquier otro país», indicó.

En ese sentido señaló que el presidente Biden «dio un buen paso» al señalar que las remesas deben llegar directamente a la población y no al régimen, pero que ahora hay que estudiar la manera de hacerlo. De igual forma le pidió «vigilar que la dictadura no reciba refuerzos de Rusia a de China parar fortalecerse militarmente y además convocar a una coalición internacional de solidaridad con el pueblo de Cuba».

 

 

Acusan a Biden de no escuchar a cubanos

 

Representantes y senadores republicanos criticaron duramente al presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, por haber anunciado que estudia medidas que cambiarían la política de mano dura de su antecesor en la Casa Blanca, Donald Trump, frente al Gobierno de Cuba.

«Los cubanos que protestan en las calles no están pidiendo remesas, están pidiendo libertad», escribió el senador Marco Rubio en las redes sociales

Biden ha decidido explorar cambios en la política hacia Cuba a raíz de las protestas que estallaron en Cuba el pasado 11 de julio, según detalló un funcionario estadounidense.

La fuente dijo que, entre otras medidas, se va a crear un «grupo de trabajo sobre remesas» que tendrá como objetivo «identificar la manera más efectiva» de que el dinero «llegue directamente a las manos del pueblo cubano» y se va a estudiar el traslado de personal a la embajada en La Habana.

Para el congresista Mario Díaz-Balart, es «inconcebible» que en este momento en que el pueblo cubano está siendo «masacrado» por protestar, Biden convoque a un grupo de trabajo de remesas «para debilitar las sanciones, como solicitó la dictadura».

«La mayoría del pueblo cubano, especialmente los afrocubanos, no tienen acceso a las remesas», dijo el integrante de la Cámara de Representantes, de origen cubano como Rubio.

«Lo que todo el pueblo cubano necesita es que Biden lidere a la comunidad internacional por su libertad inmediata y proporcione acceso a internet que no pueda ser bloqueado por la dictadura».

 

 

Más de Alrededor de Nueva York