Exigen salario justo, no eliminación de propinas y acabar con el pago submínimo

Exigen salario justo, no eliminación de propinas y acabar con el pago submínimo
En audiencia pública en Farmidale State College se discutió la propuesta sobre el salario mínimo a trabajadores.

 

El pasado viernes 20 de abril se celebró la primera de siete audiencias públicas para discutir la propuesta sobre el salario mínimo y la no eliminación de las propinas (tips).

Sin capacidad del auditorio para albergar la cantidad de personas asistentes, partidarios y opositores a la propuesta del gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, se reunieron en Farmidale State College, donde se escucharon las historias de distintas industrias laborales y quienes piden un reajuste a su salario y la no eliminación de las propinas, considerando éstas como el “incentivo y gratitud del cliente hacia el empleado”, según asegura una activista presente en el evento.

La propuesta en discusión y hecha por el gobernador eliminaría el derecho del empleador a pagar a sus trabajadores un salario por debajo del establecido legalmente. De acuerdo con el Departamento de Trabajo estatal, un aproximado a las 150 personas se registraron para hacer conocer sus historias y necesidades durante la audiencia.

“Las propinas han llegado a servir como un subsidio salarial crítico que eleva los salarios de los trabajadores hasta el salario mínimo exigido por ley”, indicaron. «Esta es una cuestión de justicia básica. En Nueva York, creemos en el trabajo remunerado de un día justo y en que todos los trabajadores merecen ser tratados con dignidad y respeto», agregaron.

Abuso de poder, maltrato psicológico, el no pago de horas extras y un mal uso de las propinas por parte de algunos empleadores fueron el resonar en las narraciones de los trabajadores y expositores. “Un salario digno y justo para todos” gritaron a una sola voz en el auditorio.

 

Exigen salario justo, no eliminación de propinas y acabar con el pago submínimo

 

Eliminación del Sub Salario

 

La campaña One Fair Wage (OFW) exige la eliminación del salario submínimo para todos los trabajadores que reciben propinas en el estado de Nueva York, tal es el caso de los restaurantes, salones de manicura y los lavadores de autos. La campaña busca promover en todo el país la aprobación de la legislación y que se “pague a todos su empleados al menos el salario mínimo regular”.

Así mismo One Fair Wage, asegura que el 61% de acoso sexual en servidoras de servicios, ocurre especialmente a las mujeres empleadas de los restaurantes quienes deben tolerar el comportamiento inadecuado del cliente para poder alimentar a sus familias con las propinas recibidas y además son ellas quienes experimentan pobreza a más del doble de la tasa estatal.

“El salario submínimo fue creado para oprimir esclavos libres afro americanos. Es tiempo para acabar con este sistema anticuado”, exclamaron.

Se ha comprobado que los incidentes de abuso sexual se han reducido en un 50% en aquellos estados del país donde la propuesta de pagar a todos los trabajadores el salario mínimo más las propinas, ya paso a legislación. También se ha reportado un incremento en ganancias y el empleo aumentó en un 1.3% y el desempleo se redujo en un 0.2%.

 

Exigen salario justo, no eliminación de propinas y acabar con el pago submínimo
No todos están a favor de la campaña One Fair Wage que exige la eliminación del pago submínimo para quienes reciben propinas en el estado de Nueva York.

 

‘Necesitamos ser respetados’

 

Siendo esta la primera de las audiencias en el estado de Nueva York, las diferentes industrias creen que las solicitudes serán escuchadas y así lo declaró una activista del sector de manicura, quien se mostró optimista “Necesitamos ser respetados laboralmente”.

Por su parte, José Hernández, asistente hispanoparlante de New York por el Cambio afirmó, “Necesitamos ser escuchados, respetados y visibilizarnos como empleados con un salario digno”.

La última audiencia esta programada para el miércoles 27 de junio en la ciudad de Nueva York, y después de revisar varios meses todos los testimonios, las autoridades llegarán a una determinación.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>