«Esto es una locura y necesitamos ayuda»: Shea busca cambios legales para detener la violencia armada en Nueva York

Comisionado de policía Dermot Shea. Foto de Dean Moses

Horas después de que otra docena de neoyorquinos resultasen heridos en la última ola de violencia armada, el comisionado de policía, Dermot Shea, repitió sus llamados anteriores de cambios legales que ayuden a la policía de Nueva York a encerrar a criminales armados y eliminar las armas de fuego de las calles.

En una entrevista con «Mornings on 1» de NY1, Shea dijo que la policía está trabajando «de la mano» entre sí y con los miembros de la comunidad para detener la violencia armada y el flujo de armas ilegales hacia la ciudad.

«Pero tenemos un largo camino por delante», dijo Shea. “Desafortunadamente, [hubo] nueve tiroteos ayer. Hay demasiadas armas en la calle y demasiada gente que usa armas en la calle».

Parte del problema, indicó el comisionado, ha sido la rápida liberación de personas a través del sistema judicial, una consecuencia involuntaria de los cambios recientes a las leyes de fianzas y otras reformas. Shea ha sido un crítico frecuente de la reforma de la fianza que, según él, ha convertido el sistema judicial en una puerta giratoria para los reincidentes de varios delitos.

Citó, como ejemplo, el arresto de un agresor durante el fin de semana que empujó a una mujer por las escaleras en una estación de metro de Manhattan. A las pocas horas de su captura, dijo Shea, salió de la cárcel luego de la lectura de cargos.

“Tenemos que hacerlo mejor. ¿Estamos arrestando a alguien por empujar a una mujer por las escaleras y lo vamos a soltar de nuevo en las calles? Esto es una locura y necesitamos ayuda”, expresó Shea. «¿Qué estamos haciendo en la sociedad cuando liberamos a estas personas de regreso a la calle?».

Si bien una gran cantidad de tiroteos se han relacionado con la actividad de las pandillas, el comisionado señaló que el creciente número de incidentes de violencia con armas de fuego también está provocando que más personas inocentes queden atrapadas en el fuego cruzado.

«Hay personas que disparan contra otras personas que son conocidas [en el departamento], eso es principalmente lo que vemos», dijo Shea. «Pero a medida que sube la marea, empiezas a ver que más y más gente inocente también recibe disparos».

El comisionado señaló que cualquier tiroteo reportado en la ciudad, incluido solo un incidente de tiroteo en el que nadie resultó herido, tiene un impacto profundamente negativo para los residentes que viven en la cuadra donde ocurre.

«No creo que mucha gente entienda eso, que el solo hecho de tener ese incidente de disparos, ya sea que alguien sea herido o no, realmente traumatiza a toda la cuadra», dijo Shea. “Entonces empiezas a pensar, ‘no quiero enviar a mis hijos a la tienda o jugar frente a la casa’. Esto es algo que nos afecta a todos y por eso estamos comprometidos a detenerlo».

 

Notas relacionadas: Líderes de NY recuerdan el asesinato de George Floyd con vigilia por primer aniversario

 

Más de Alrededor de Nueva York