«Está fuera de control»: docenas de heridos por tiroteos en Brooklyn vinculados a guerra de pandillas

La gente se abraza en el lugar donde un bebe de un año recibió un disparo fatal en el parque Raymond Bush en Bedford Stuyvesant. (Foto por Lloyd Mitchell)

Las calles de Brooklyn se han convertido en aparentes zonas de guerra de pandillas, con la última serie de tiroteos entre el lunes por la noche y el martes por la mañana dejando al menos una docena de personas heridas de bala.

Temprano el lunes por la noche, seis personas fueron baleadas en Canarsie en solo 14 minutos durante tres tiroteos conectados. Durante la noche, seis más recibieron herida de arma en las calles de Canarsie y East New York.

Las autoridades policiales creen que la violencia armada en Brooklyn se debe a una guerra de pandillas callejeras por la muerte del rapero Pop Smoke en febrero.

Tres adultos y dos adolescentes fueron acusados de asesinato el domingo por la muerte a tiros del rapero Pop Smoke en su casa de Hollywood Hills el 19 de febrero. Cuatro de las personas arrestadas aparentemente tienen vínculos con una pandilla callejera y pueden haber desencadenado la última cadena de tiroteos en Brooklyn y alrededor de la ciudad. Según el LA Times, los cinco tenían vínculos con una pandilla callejera, pero no identificaron la pandilla.

El jefe del departamento, Terrence Monahan, en una entrevista con 1010 WINS el martes por la mañana, dijo que varios tiroteos están relacionados con pandillas. Los detectives, incluidos los miembros de las Unidades contra el Crimen recientemente disueltas, están trabajando arduamente para investigar cada tiroteo y localizar a los tiradores.

Un comandante de policía dijo en privado: «No he visto algo así desde los años 90. Está fuera de control».

La última ronda de balas en Brooklyn comenzó a las 4:30 p.m. el lunes. Algunas de las víctimas del tiroteo no tenían vínculos con pandillas y pueden haber sido espectadores inocentes o haber estado involucrados en tiroteos no relacionados.

Además de los tiroteos de principio de semana, hubo numerosos otros incidentes de disparos en la ciudad, incluidos Canarsie, Bushwick, East New York, Bed-Stuy y Flatlands. La policía cree que esos disparos no dieron en el blanco o fueron «prácticas de tiro».

La sangrienta guerra del lunes se dio después de un bombardeo de disparos de 15 horas en el que otras 15 personas fueron baleadas en la ciudad, incluido un bebé de 1 año en Brooklyn que fue asesinado.

El alcalde Bill de Blasio visitó la casa de la familia del bebe para presentar sus condolencias.

 

Notas relacionadas: Alcalde y policía de Nueva York no están de acuerdo sobre la causa del aumento en tiroteos en la ciudad

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>