Escuelas Charter siguen surgiendo como nueva oportunidad de educación diversa e inclusiva

Escuelas Charter siguen surgiendo como nueva oportunidad de educación diversa e inclusiva
Niños jugando en la escuela Challenge Charter School en Far Rockaway, Queens. (Foto vía Facebook/Challenge Charter School)

Por: Isabel Song Beer

Con 272 escuelas Charter o semiautónomas en los cinco distritos de la ciudad de Nueva York, muchos padres se preguntan en qué se diferencia exactamente una escuela Charter de una escuela pública más tradicional.

Si existen diferencias drásticas o beneficios entre las escuelas públicas y las semiautónomas que se adaptan a los estilos de aprendizaje de sus hijos, ¿es una buena idea hacer el cambio? ¿Y qué es exactamente una escuela semiautónoma?

Según la Alianza Nacional para los Escuelas Públicas Charter, estas escuelas reciben financiación del gobierno, pero operan fuera del sistema escolar previamente establecido en la zona donde la escuela semiautónoma está físicamente ubicada. Mantienen un funcionamiento independiente de los distritos escolares tradicionales, lo que les da libertad «para diseñar aulas que satisfagan las necesidades de los alumnos».

El Departamento de Educación del Estado de Nueva York (NYSED por sus siglas en inglés) informa de que aproximadamente 145.000 alumnos de la ciudad de Nueva York están matriculados en escuelas semiautónomas, aproximadamente el 14% de todos los alumnos de la ciudad.

Las escuelas Charter de la ciudad de Nueva York también fomentan una matrícula diversa de estudiantes. Según el NYSED, en el año escolar 2020-21 la mitad del alumnado del sistema de escuelas semiautónomas de la ciudad de Nueva York se identificó como afrodescendiente y el 40% como latino. Además, el 79% de los estudiantes de las escuelas semiautónomas tienen dificultades económicas, el 8% son multilingües y el 9,3% viven en hogares temporales.

«Las escuelas Charter emplean a muchos educadores afrodescendientes y latinos», dijo James Merriman, director general del sistema de escuelas Charter de Nueva York, el 13 de enero. «Creo que cada vez más estamos teniendo un ‘momento’, y que la gente está empezando a darse cuenta de que, aunque está bien tener un profesor y administradores blancos, es muy importante que los estudiantes afrodescendientes vean a gente como ellos en posiciones de liderazgo frente al aula, que entiendan algunas de las luchas con las que los niños llegan a la escuela».

Dado que las escuelas semiautónomas no operan en ninguno de los sistemas escolares públicos establecidos de la ciudad de Nueva York, pueden aplicar ciertas normas y reglamentos que otras escuelas públicas de la zona no aplican, especialmente el protocolo relacionado con el COVID.

«Las escuelas Charter son supervisadas por un consejo directivo independiente, que a su vez es supervisado normalmente por una de las tres entidades de la ciudad de Nueva York: la Junta Educativa, la Junta de Regiones del Departamento de Educación del Estado de Nueva York y también por el Instituto de Escuelas Charter de SUNY (Universidad Estatal de Nueva York)», explica Merriman.

Por ello, las escuelas semiautónomas no están gobernadas por el Superintendente de Escuelas de la Ciudad de Nueva York ni por el Departamento de Educación, y cada escuela puede tomar decisiones independientes en cuanto a la seguridad de sus alumnos mientras la pandemia de COVID-19 sigue extendiéndose.

«Las escuelas Charter tienen que seguir las mismas normas de salud y seguridad que las escuelas de distrito», dijo Merriman. «Siguen lo que el departamento de salud de Nueva York y el estado de Nueva York les dicen que hagan en términos de pruebas, vacunación y distanciamiento social. Pero, por otro lado, también pueden tomar sus propias decisiones sobre si tiene más sentido dar clases virtuales». Muchas de las escuelas Charter -no todas- permanecieron abiertas, pero muchas decidieron que empezarían las dos primeras semanas de clase de forma virtual.»

Las escuelas semi-autónomas están diseñadas para adaptarse a las necesidades individuales de aprendizaje de los alumnos, y esto incluye a los alumnos que necesitan educación especial.

«En el Centro de Escuelas Charter de la ciudad de Nueva York tenemos un programa de colaboración al que pertenecen casi todas las escuelas semiautónomas para ofrecer la mejor educación especial», dijo Merriman. «Proporcionar una buena educación especial es muy, muy difícil, pero las escuelas Charter están dando un paso adelante y tienen básicamente los mismos índices de estudiantes que se identifican como necesitados de educación especial que los de las escuelas de distrito».

Con la previsión de abrir otras cinco escuelas semiautónomas el año que viene, está claro que la popularidad de este tipo de escuelas está aumentando.

«Tratamos de asegurarnos de que los estudiantes reciban realmente los servicios que necesitan, y más allá de eso tengan éxito como esperamos que lo tengan todos los estudiantes», dijo Merriman.

 

Notas relacionadas: “Nuestras escuelas permanecerán abiertas”: Alcalde Adams firme en mantener clases presenciales a medida que casos de COVID-19 disminuyen

Más de Alrededor de Nueva York