En primer aniversario de Huracán Ida, Adams presenta nuevas medidas para mitigar inundaciones

Huracán Ida
El alcalde Eric Adams sostiene un dispositivo sensor de inundación en la conferencia de prensa que marca el primer aniversario del huracán Ida. Jueves, 1 de septiembre de 2022. Foto por Lloyd Mitchell.

En el primer aniversario del huracán Ida, el alcalde Eric Adams anunció la construcción completa de 2300 nuevos jardines de lluvia en las aceras para ayudar a mitigar las inundaciones en Queens y El Bronx.

Los restos de la supertormenta Ida azotaron la ciudad el 1 de septiembre de 2021, dejando 13 muertos y vecindarios, incluidos South Ozone Park y East Elmhurst, inundados, con sótanos muy dañados y automóviles sumergidos en carreteras como Major Deegan Expressway en el noroeste del Bronx. La tormenta trajo cantidades récord de lluvia con 3.15 pulgadas de lluvia registrada en Central Park por el Servicio Meteorológico Nacional durante un período de una hora durante la tormenta, abrumando las alcantarillas de la ciudad, que fueron construidas para manejar solo lluvias de menos de dos pulgadas.

En una conferencia de prensa para conmemorar el primer aniversario y anunciar las nuevas medidas de mitigación de inundaciones, Adams recordó haber visto la inundación por primera vez del puente de Brooklyn durante la tormenta, cuando todavía era presidente del condado de Brooklyn y candidato demócrata a la alcaldía.

“Hoy examinamos al huracán Ida. Fue la lluvia más fuerte en nuestra historia registrada, inundando nuestras calles, subterráneos y sótanos en la ciudad”, dijo Adams. “Tuvo un gran impacto en nosotros. Nunca olvidaré ese día, cuando salí, miré las calles y vi cómo se inundaba el puente de Brooklyn por primera vez en mi vida. Experimenté eso. El puente tuvo que ser cerrado debido a las inundaciones. Nuestros vecinos fueron víctimas del cambio climático. Trece neoyorquinos murieron en sus apartamentos del sótano debido a las inundaciones. Esto traumatizó a nuestra ciudad”.

Huracán Ida
El alcalde Eric Adams y otros funcionarios electos observan la demostración del sistema de jardín de lluvia. Jueves, 1 de septiembre de 2022. Foto de Lloyd Mitchell.

El alcalde estuvo acompañado por su director de clima y el comisionado del Departamento de Protección Ambiental (DEP) de la ciudad, Rohit Aggarwala, la directora ejecutiva de la Oficina de Justicia Climática y Ambiental (MOCEJ) del alcalde, Kizzy Charles-Guzman, la presidenta del consejo de la ciudad, Andrienne Adams, y el presidente del condado de Queens, Donovan Richards.

Si bien parecen maceteros comunes, dijo Adams, los jardines de lluvia en las aceras están diseñados para capturar el agua pluvial que se escurre de las superficies duras antes de que pueda abrumar el sistema de alcantarillado de la ciudad.

“Estos jardines de lluvia son más que solo plantíos, son una fuerte defensa contra las inundaciones repentinas”, dijo Adams. “Cada jardín de lluvia tiene una capacidad de contener hasta 2500 galones de agua durante una tormenta. Hoy estamos anunciando la adición de 2300 nuevos jardines de lluvia en la acera, lo que nos lleva a un total de 11,000 en toda la ciudad. Estos están ubicados estratégicamente en áreas donde históricamente sabemos que hemos tenido inundaciones. Y este es un intento de mitigar la sobrecarga de nuestros sistemas de alcantarillado”.

Más de 1800 de los nuevos jardines de lluvia se instalaron en todo Queens y otros 565 se colocaron en El Bronx, y se planea completar otros 1000 para fin de año.

El alcalde dijo que la ciudad también está empleando otros métodos de mitigación de inundaciones, incluida la gestión de aguaceros, sistemas de drenaje de cinturón azul y sensores de inundación. Los sensores de inundaciones brindan recopilación de datos de inundaciones en tiempo real a las agencias de la ciudad, los residentes, los servicios de emergencia y los investigadores, según un comunicado.

Los sensores pueden indicar la necesidad de cierres de carreteras, prohibiciones de viaje, el uso de sacos de arena y proporcionar datos para uso futuro. Cincuenta sensores de inundación se agregarán este año, 29 de los cuales ya se han instalado, con 500 programados para instalarse en áreas prioritarias durante los próximos cinco años, dijo el alcalde.

Sobre proteger a quienes viven en apartamentos subterráneos ilegales, el alcalde dijo que el mejor camino a seguir es lograr que la legislatura estatal los legalice, algo que el contralor de la ciudad, Brad Lander, ha pedido en los últimos días.

“Necesitamos la ayuda de todos nuestros electos sobre cómo lograr que se apruebe esa legislación”, dijo Adams. “Ese es el corazón de lo que tenemos que hacer con los apartamentos del sótano: lograr que se apruebe ese proyecto de ley. Y nos vendría bien la ayuda del contralor y de quien quiera ser parte de ese equipo”.

 

Notas relacionadas: Anuncian expansión de programa para sobrevivientes de violencia doméstica y persona que causa el daño

Más de Alrededor de Nueva York