El gran Mariano Rivera visita centro de formación deportiva para jóvenes salvadoreños

El gran Mariano Rivera visita centro de formación deportiva para jóvenes salvadoreños
El panameño Mariano Rivera, exlanzador de los New York Yankees y miembro del Salón de la Fama del béisbol de EE.UU., visitó Santa Tecla, El Salvador. (Foto: EFE/ Rodrigo Sura)

Un grande aconseja a la juventud cuscatleca. El panameño Mariano Rivera, exlanzador de los New York Yankees y consagrado integrantes del Salón de la Fama del béisbol de los Estados Unidos, hizo una visita a un centro de formación académica y deportiva para jóvenes salvadoreños y brindó un mensaje de motivación a los futuros deportistas.

El pelotero considerado el mejor cerrador de todos los tiempos en la Major League Baseball (MLB), compartió con alumnos y recorrió las instalaciones de la Fundación Educando a un Salvadoreño (FESA), una institución privada sin fines de lucro y promotor de la visita del exlanzador a El Salvador.

«Para mí es un verdadero privilegio estar aquí con ustedes. He llegado aquí (a FESA) y mi mente ya está comenzando a correr para ver cómo podemos multiplicar esto en otro lugares, porque esto es lo que se necesita en otros lugares, brindar oportunidades en todo tipo de deportes», dijo en reciente declaración a la prensa.

 

Luchando por los sueños

 

Rivera invitó a los jóvenes locales a «no darse por vencidos», porque «los sueños están para alcanzarse, las metas están para conseguirlas y romperlas».

Además arengó, «No hay barreras que no puedan romper o alcanzar si ustedes no se lo disponen. Así que si ustedes se disponen a hacerlo, lo pueden conseguir».

El antiguo lanzador estelar del equipo de béisbol más laureado de la historia estadounidense había ofrecido en la noche previa una charla en un hotel de San Salvador y el sábado día siguiente fue homenajeado en el juego de las estrellas de la Liga Mayor de Béisbol salvadoreña.

Mariano Rivera, el primer pelotero en alcanzar Cooperstown por votación unánime, jugó 19 temporadas con los Yankees entre 1995 y 2013. Como taponero de los «Bombarderos del Bronx», participó en 13 Juegos de Estrellas y ganó cinco veces la Serie Mundial, con el título de Jugador Más Valioso en la de 1999.

 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York