El flamenco de Casa Patas regresa a Miami con «Binomio»

Bailaor y coreógrafo Francisco Hidalgo y la bailaora Anabel Moreno.

El espectáculo de flamenco «Binomio», una «conversación artística» entre la bailaora Anabel Moreno y el bailaor y coreógrafo Francisco Hidalgo producida por la Fundación Casa Patas, tendrá mañana en Miami su estreno mundial.

«Binomio» es el tercer espectáculo de Hidalgo como coreógrafo y el segundo que hace para la madrileña Casa Patas, que procura que sus producciones mantengan un equilibrio entre la pureza de la tradición y las nuevas sensibilidades del flamenco contemporáneo.

En unas declaraciones a Efe, Hidalgo, natural de Algodonales (Cádiz, España), manifestó su alegría por volver a Estados Unidos, donde, según dijo, hay un público «cariñoso» y «agradecido», pero también «entendido» y «exigente» con el flamenco.

El bailaor debutó como coreógrafo con «Los silencios del baile», una producción también de la Fundación Casa Patas que se presentó en 2016 en Miami, Washington y Seattle de la mano de FUNDarte.

Esta vez visitarán las mismas ciudades y dos más en el estado de Washington.

Hidalgo, que hace solo unos días estrenó en Ronda (Málaga, España) «Ver, oír y bailar», un espectáculo creado para su propia compañía, expresó su admiración por el arte de Anabel Moreno, la bailaora granadina que fue la artista invitada de esa producción y también lo es de «Binomio».

Con su «amiga» Anabel bailará algunos números en el Auditorio del Condado de Miami-Dade este sábado y domingo, y ambos bailarán también por separado sobre esas mismas tablas.

El guitarrista José Almarcha y el cantaor Trini de la Isla, además de la cantaora Ana Polanco, forman parte del elenco de «Binomio», así como el músico sudanés Waffir, que toca el pandero, el laúd y el acordeón.

Hidalgo considera que todo lo que sea «estudiar, descubrir y avanzar en nuevas formas y movimientos» es bueno para el baile flamenco.

A él le gusta la improvisación, «siempre que quien la haga conozca los códigos del baile» y, según dice, tendrá oportunidad para ello en «Binomio».

«Como bailarín me gusta tener un espacio de improvisación y libertad», subraya.

«Binomio» es fruto de una investigación sobre el don humano del arte a partir de la energía entre dos bailarines.

Un diálogo natural entre dos cuerpos que, en palabras de Hidalgo, se produce entre «dos formas, dos visiones, dos pensamientos alineados en sí mismos para establecer un diálogo de sensaciones, emociones y reacciones interpretadas a través de la música flamenca».

Casa Patas ofrecerá también una clase magistral para bailarines locales profesionales el lunes 6 de noviembre.

Hidalgo ha trabajado como bailaor con Miguel Poveda y Cristina Hoyos, entre otros muchos artistas, mientras que Casa Patas, un renombrado tablao madrileño, creó además el año 2000 una Fundación y un Conservatorio de flamenco.

Más de Alrededor de Nueva York

>