‘El coronavirus es una mentira’: A pesar del ser el grupo más afectado, hispanos dudan de la pandemia

Decenas de jornaleros hispanos continúan esperando trabajo a las afueras de un 7-Eleven en South Hampton mientras acatan las reglas de distanciamiento social impuestas por el coronavirus. (Foto de cortesía para El Correo NY)

Oscar G., un jornalero hispano que vive en el área de South Hampton, Long Island, está seguro que la pandemia del coronavirus es solo una mentira fabricada como excusa para declararle la guerra a China, según la teoría conspirativa de una ‘influenciadora’ colombiana que el trabajador de 34 años sigue por las redes sociales.

El inmigrante mexicano, que junto a otras decenas de trabajadores inmigrantes diariamente esperan trabajo a las afueras de un 7-Eleven ubicado en la avenida principal del pequeño poblado, asegura que no es necesario tomar medidas preventivas contra el virus, porque él se define como ‘alguien que no cree’, y sostiene que de toda la gente que conoce, incluyendo personas en estados como Indiana, Maryland y Texas, nadie está infectado, lo que le incrementa sus dudas sobre la existencia del coronavirus.

“Aquí en esta área de South Hampton, yo no conozco a ningún infectado”, señaló. “Incluso el otro día fuimos a pedir información al hospital [Stony Brook South Hampton] y dijeron que habían llegado 70 personas con los síntomas pero que cuando hicieron el examen nadie salió positivo”.

No obstante, estadísticas recientes publicadas por el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York muestran una realidad totalmente opuesta, exponiendo que los hispanos enferman y mueren del coronavirus a niveles mucho más altos que los blancos no hispanos. Lo que confirma lo que algunos profesionales de la salud ya sospechaban, que la comunidad latina está siendo desproporcionadamente afectada por el COVID-19.

«No tengo números exactos porque desafortunadamente no creo que el hospital haga un seguimiento, solo puedo decir por mi experiencia al ver la lista de todos los pacientes que ingresaron, ayer, de las 6 personas ingresadas por la noche, 5 de ellos eran hispanos”, dijo por teléfono un médico del hospital Stony Brook, en Stony Brook, Long Island, que prefirió mantener el anonimato por temor a repercusiones administrativas. «Diría que en promedio de la lista de pacientes, probablemente del 60 al 70 por ciento son hispanos, lo que generalmente no es nuestro grupo demográfico normal».

La realidad de la ‘Infodemia’

De acuerdo a los expertos de la Organización Mundial de la Salud, la “infodemia”, o información falsa, puede ser tan peligrosa como cualquier enfermedad. En una pandemia global como la del coronavirus, la desinformación se disemina rápidamente, especialmente a través de las redes sociales, lo que puede impedir que los mensajes oficiales lleguen eficazmente a las comunidades más afectadas.

«Incluso después de semanas de decir que esta es una enfermedad horrible y de ver que toneladas de personas se enferman y los números están fuera de control, todavía estoy sorprendida de que aun haya tantas personas llegando (al hospital) recién infectadas, lo que significa que sigue habiendo mucha falta de medidas de distanciamiento social y eso es realmente lo más alarmante para mí «, continuo vehemente el médico de Stony Brook. «No sé si parte de esto tiene que ser un esfuerzo mayor del gobierno o medios locales. Creo que necesita estar en todas partes; la gente necesita escucharlo hasta el punto de escucharlo un millón de veces en todos los idiomas, incluido el español para esta comunidad”.

“Cuando va a dar, va a dar”

A pesar de que Oscar acepta la necesidad de tomar precauciones como lavarse las manos constantemente, evitar el contacto con otra gente, usar mascara y guantes, el insiste que incluso ni siquiera eso ayuda porque “cuando va a dar, va a dar”, y cita las recomendaciones de dos recepcionistas del hospital South Hampton, sobre ‘no creer todo lo que dicen los medios. Mucho menos los medios hispanos’.

Sin embargo, el hospitalario de Stony Brook Hospital sostiene que la enfermedad es muy severa y está abatiendo en su mayoría a hispanos muy jóvenes. «Vemos en los medios de comunicación que el 80 por ciento de las personas van a tener síntomas leves o asintomáticos o que si eres joven solo debes quedarte en casa para salvar a la abuela, pero realmente no, si eres joven, quédate en casa porque quieres salvarte a ti mismo», recalcó. «(Especialmente) las personas entre 20, 30 y 40 años que van a trabajar y que piensan que son invencibles o que no pueden verse afectadas por esto», insistió.

Más mensajes en español

Por lo pronto, en Suffolk County donde vive Oscar, se ha incrementado el alcance hacia la comunidad hispana a través de un nuevo sitio de pruebas del COVID-19 y mensajes de texto en español.

“Necesitábamos hacer más, así que comenzamos a hablar sobre desarrollar lo que llamamos un programa de prueba en puntos críticos solo para estas comunidades donde hay una mayor población de habla hispana y tal vez más dificultades para transmitir el mensaje sobre cómo protegerse, proteger a la familia y cómo reducir la transmisión de este virus», dijo el ejecutivo del condado de Suffolk Steve Bellone. «Es por eso que en el condado de Suffolk fuimos más allá de los sitios de pruebas que el estado había establecido y colocamos nuestros propios sitios de pruebas móviles en las comunidades de inmigrantes donde vemos una mayor tasa de infecciones».

Mientras tanto, Oscar, junto a más de 40 jornaleros que al igual que el esperan ansiosos el retorno del trabajo para ‘no pasar hambres’, continúan reuniéndose a las afueras de la tienda de autoservicio, sin olvidar guardar el obligatorio distanciamiento social.

“Aquí en donde yo vivo en South Hampton llegaron casa por casa con 5 hojas que están en inglés y en español y las hojas dicen que si no es necesario salir, que se tienen que quedar en casa, Algunos respetan y la mayoría no”, dijo. “Tengo amigos que llevan tres semanas encerrados en su casa pero yo no estoy usando nada… y no me ha pasado nada”.

 

Notas relacionadas: Mujeres indocumentadas venden máscaras para crear trabajos y proteger a inmigrantes durante crisis de COVID-19

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>