EEUU lamenta el atentado en Barcelona y promete justicia contra el terrorismo

El presidente, Donald Trump, está «al corriente» del atropello masivo ocurrido hoy en el centro de la ciudad española de Barcelona, que ha dejado al menos dos muertos y 20 heridos, según informó una fuente de la Casa Blanca.

«El jefe de gabinete (de la Casa Blanca, John Kelly), está informado de la situación y manteniendo al presidente al corriente», dijo a periodistas un funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato.

El Departamento de Estado también está «siguiendo de cerca los acontecimientos en Barcelona», según dijo la portavoz de esa dependencia encargada de la política exterior, Heather Nauert, en su cuenta oficial de Twitter.

«Urgimos a los estadounidenses a mantenerse alejados del área y a mantener informados a su familia y a sus amigos sobre su ubicación», añadió la portavoz del Departamento de Estado.

La esposa de Trump, Melania, envió sus «pensamientos y oraciones a Barcelona» en un breve tuit.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, prometió que su Gobierno y sus aliados encontrarán y llevarán ante la Justicia a los terroristas en Barcelona y en todo el mundo, tras condenar el ataque en esa ciudad española.

«Los terroristas de todo el mundo deberían saber que Estados Unidos y nuestros aliados estamos decididos a encontrarles y a llevarles ante la Justicia», dijo Tillerson en una conferencia de prensa en el Departamento de Estado.

Trump se encuentra de vacaciones en su club de golf privado en Bedminster (Nueva Jersey), donde hoy tiene previstas dos reuniones privadas sin que, en principio, vaya a hacer declaraciones a la prensa.

La Policía regional de Cataluña calificó de atentado terrorista el atropello ocurrido pasadas las 15:00 horas GMT, cuando una furgoneta blanca arrolló a varias personas que paseaban por las Ramblas, uno de los lugares más concurridos y turísticos de la ciudad del noreste de España.

Las autoridades buscan a dos personas como supuestos autores del atropello y se cree que uno de ellos se ha parapetado en un bar con un arma larga y el otro ha logrado huir, según las primeras hipótesis de las fuerzas de seguridad.

Además, se busca un segundo vehículo que podría estar implicado en los hechos.

 

Más de Alrededor de Nueva York