Dulce Ánhel Rojas, Orgullo Hispano en SEPA Mujer

Dulce Ánhel Rojas Mendez no es solamente una organizadora comunitaria en SEPA Mujer. El pasado 15 de septiembre cuando se celebró la independencia de México, ella fue reconocida como líder mexicana destacada en Long Island, distinción otorgada por el Cónsul General de México, Diego Gómez Pickering.

Dulce es un verdadero orgullo hispano, una guerrera de la vida entrenada por su madre, con gran experiencia de esfuerzo constante superando obstáculos que la vida le presenta y siempre ayudando a la comunidad, sobre todo empoderando a las mujeres.

Dulce nació en el Distrito Federal de México y llega a los Estados Unidos a los 5 años de edad. “Toda mi vida he vivido en el condado de Suffolk, no recuerdo de mucho México, a veces me llega un leve recuerdo de cuando estaba pequeña, mi escuela quedaba como en una montaña que yo subía y luego bajaba”, recuerda.

Viviendo en Suffolk Dulce empieza a desarrollar un instinto de supervivencia. “Nos mudamos a Selden y resulta que el área era predominantemente de blancos … Siempre hacían protestas porque pertenecían a un grupo antiinmigrante, desde pequeña observé a mi madre lidiar con eso, enfrentándose a ellos sin miedo, recuerdo que viviendo en ese vecindario los niños me retaban con su perro pitbull cuando yo regresaba de la escuela, fue bien difícil, me decían mexicanos váyanse de aquí y nos insultaban”.

La mamá de Dulce es una parte indisoluble en la vida de la joven. Podemos verlas juntas por todos lados. “Mi madre es una mujer activa, me ha enseñado a luchar hasta convertirme en una guerrera, no se da por vencida, me enseñó a no quedarme callada antes las injusticias y a ser fuerte”, nos dice.

“Desde chiquita estoy viendo a mi madre involucrada en diferentes organizaciones de la comunidad, siempre ayudando a los demás, por ella yo soy así”, resalta. “Una vez rezábamos un rosario y los vecinos se pararon frente de la casa y gritaban ¡fuera de aquí!, mi mamá los enfrentaba sin miedo, es mi heroína”, afirma.

Lucha contra el Racismo

A sus 26 años Dulce Rojas ha enfrentado toda clase de racismo, no solo en su antiguo vecindario, sino también en el colegio. “La primera vez que entré a estudiar a Saint Jospeh College, elegí Terapia del habla como carrera y estando ahí conocí a una consejera que me dijo que no podía estudiar eso. Sin conocerme ella me sugirió que estudiara una carrera en español, sin saber si yo hablaba la lengua de Cervantes”.

Dulce nos cuenta que comenzó a sentir muchas cosas, una mezcla de sentimientos, “Era todo tan blanco y negro lo que me estaba sucediendo que sentí la necesidad de ayudar a otros, entré a trabajar a SEPA Mujer y me involucré más con lo que es LIISA, Long Island immigrants Students Advocates”.

“LIISA para mi es la fuente a donde empiezan los jóvenes líderes, Osman Canales está haciendo un trabajo grandioso. Empecé a trabajar en esta organización en un tiempo muy difícil económicamente para mí, era estudiante a tiempo completo, también trabajaba, pero mi participación en LIISA era tan gratificante por los retos que yo pasé. Me gusta ayudar a otros a superar sus propios desafíos”.

Energía y Fuerza

Dulce Rojas explica cuál es su función en la organización donde trabaja. “En SEPA Mujer somos una agencia que apela por los derechos de la mujer inmigrante en Suffolk, apoyamos la perspectiva de la madre y la mujer. Nos involucramos en la comunidad haciendo talleres de liderazgo, durante el verano tenemos un programa para educar a jóvenes”.

Trabajando en SEPA Mujer yo he visto muchas flores crecer. Está el ejemplo de Noemí Sánchez, quien entendió que somos mucho más que ayudar a mujeres víctimas de violencia doméstica. Noemí creció en SEPA y ahora es una líder sobresaliente, pasó a ser encargada del programa FRNCA que es Flanders Riverside North Fork Community Association».

Nuestra conversación se realizó en las instalaciones de SEPA Mujer, donde la oficina de Dulce está llena de energía. Las paredes están pintadas de colores vibrantes. “Como latina es importante para mi resaltar los colores, el naranja me hizo recordar a México, es energía y fuerza”, explicó. Cabe indicar que después del reciente terremoto en México, Dulce ha estado involucrada en la comunidad buscando fondos para donar a su país natal.

Lucha contra el Cáncer

Dulce Rojas es muy expresiva y a través de las redes sociales comunica sus verdades sin miedo al rechazo. “Cuando me enteré que tenía cáncer no quise decir nada, más bien hice silencio hasta obtener la información correcta, y sí, me diagnosticaron cáncer cervical”.

Ahora ella ya no se siente una víctima de esta enfermedad, “A través de mis redes sociales hago conciencia a las demás mujeres porque esto es algo que se puede evitar. No se queden calladas, tomen conciencia de sus órganos reproductores, existe más información y hasta hay una vacuna para el HPV”.

“Luego de pasar un proceso difícil y de recuperación por razones médicas regresé a la oficina y encontré una piedra que decía ‘Strengh (Fuerza, en español)’, otras que decían ‘I love, estoy orando por ti’. Los compañeros de trabajo han sido para más que amigos, me han hecho sentir como un ser humano no como una empleada. Me hicieron un karaoke para recaudar fondos”.

“Mi consejo para la juventud es que no se rajen, que estudien. Mientras estás en la escuela vas a encontrar quién eres tú y qué te apasiona. Involúcrate lo más que puedas en tu comunidad”, concluye nuestra joven líder.

‘Cerrar DACA ha sido cruel’

El pasado mes de agosto el presidente Donald Trump canceló el programa DACA que era un apoyo temporal para los llamados “Soñadores o Dreamers”. “Lo único que me separa de mis amigos es que tengo papeles, mis amigos que son Dreamers y tienen DACA son súper inteligentes. Yo estoy aquí por ellos. Si los que cuentan con DACA tienen miedo y no están dispuestos a hablar, yo hablaré por ellos”, manifiesta Dulce Rojas.

Y con gran preocupación añade, “La decisión de cerrar DACA ha sido cruel, (Trump) no se está tomando en cuenta la vida de las personas, no van a poder continuar pagando su casa porque no van a poder mantener el trabajo, algunos piensan en vender el carro porque no van a tener licencia de conducir, yo espero que el presidente otorgue una amnistía general, así como prometió presentar al congreso una reforma migratoria porque muchos lo necesitan”.

Más de Alrededor de Nueva York

>