Determinan discriminación de NYPD hacia miembros hispanohablantes de Make the Road NY

Marcha Translatinx 2019 de Make the Road NY en Jackson Heights. (Foto cortesía de Make the Road NY)

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York (CCHR) encontró una causa probable para respaldar las quejas de la organización ‘Make the Road New York (Se Hace el Camino NY)’ alegando que la policía de Nueva York «se involucró en una práctica discriminatoria ilegal de negar» el acceso pleno e igualitario de sus servicios y «hacer que su patrocinio se sienta molesto debido al origen nacional».

El CCHR tomó la determinación después de casi tres años de investigar el caso.

Make the Road NY (MRNY), la organización de base progresiva más grande del estado liderada por inmigrantes, y cuatro de sus miembros, presentaron una queja ante el CCHR después de lo que dicen es un patrón de negar servicios de interpretación de idiomas extranjeras a personas con dominio limitado del inglés, particularmente en los recintos 108, 110 y 115 de Queens.

La organización sin fines de lucro señaló que las quejas están en violación directa de la Orden ejecutiva 120 de la ciudad sobre acceso al idioma, la Ley de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York que dirige a las agencias que brindan servicios públicos para ofrecer asistencia lingüística y la propia política del Departamento de Policía de Nueva York, como se describe en su Guía de Patrulla.

Cuando se le solicitó un comentario sobre el fallo del CCHR, así como más información sobre el caso, un portavoz de la policía de Nueva York se negó a comentar.

«Rechazamos hacer comentarios ya que el asunto está en litigio», escribieron en un correo electrónico.

 

«Hemos escuchado historias de miembros durante años»

Durante años, los miembros de la comunidad han buscado ayuda de MRNY después de no recibir ayuda de la policía de Nueva York.

«Hemos estado escuchando historias de nuestros miembros durante años, que han intentado obtener servicios de la policía de Nueva York, ya sea por violencia doméstica o agresión», dijo Estee Ward, uno de los principales abogados en el caso de MRNY.

Se han recibido muchos informes sobre la falta de interpretación lingüística por parte de la policía de Nueva York por varios miembros de la comunidad.

En 2016, Iris Vega, una bailarina en el bar deportivo Gato Verde de Jackson Heights, afirmó que fue atacada y agredida físicamente por su manager. Según la presentación del caso de MRNY, Vega llamó al 911 y pidió, en español, enviar a alguien que hablara español.

El propietario despidió a Vega inmediatamente después de que otro gerente le llamó para decirle que había involucrado a la policía. El gerente que la agredió dejó el establecimiento antes de que llegara la policía. Cuando comenzó a contarles a los oficiales lo que sucedió, dijeron que no hablaban español y le indicaron que regresarían. Otro grupo de policías acudió, pero tampoco hablaban español y tampoco ofrecieron servicio de interpretación, según la declaración de Vega en la denuncia de MRNY.

Lo que siguió después de eso fueron días que se convirtieron en semanas de ida y vuelta entre el Tribunal Penal del Condado de Queens y el recinto. En varias ocasiones, cuando Vega intentó hacer un seguimiento por teléfono con el precinto, le dijeron «no español», como se indica en la queja de MRNY.

Fue solo después de que Vega buscó ayuda de representantes de MRNY de habla inglesa, que pudo recibir algunas respuestas y una Orden de Protección, tres meses después de que fue agredida. Pero el costo emocional se mantuvo, ya que Vega vivía cerca de Gato Verde y temía por la seguridad de su familia, según la declaración de Vega en la queja de MRNY.

Bianey García, organizadora del Proyecto de Inmigrantes Trans de Make the Road NY. (Foto: Mark Hallum / QNS)

«Un número de casos sin precedentes»

Los incidentes de barreras idiomáticas con la policía de Nueva York son aún más pronunciados dentro de la comunidad LGBTQ +.

«En Jackson Heights, ha habido un número sin precedentes de esos casos. Hemos visto una y otra vez cómo la policía solo complica a las víctimas», dijo Ward.

Bianey García, una de las organizadoras principales del Proyecto de Inmigrantes Trans (TRIP) de MRNY, en su declaración de 2017 dijo que había acompañado a miembros de MRNY, así como a otros miembros de la comunidad de Queens, a menudo mujeres transgénero sobrevivientes de violencia doméstica a diferentes recintos para denunciar sus incidentes al menos 15 veces en los dos últimos años.

García dijo que ha sido testigo de las barreras lingüística en diferentes recintos en casi todas las ocasiones.

«Siempre es lo mismo. La forma en que te tratan, te intimidan, usan palabras para hacerte sentir menos por tu identidad de género”, dijo García en español. “No le ofrecen los servicios que necesita. Si pedimos español, dicen que no hay nadie disponible y le dicen que regrese. Al ver a una persona herida, no ofrecen ayuda».

García dijo que hay muchos casos que «no se informan como resultado».

Según la Guía de Patrulla de la policía de Nueva York, se les exige que ofrezcan servicios de interpretación gratuitos a personas con inglés limitado. La guía establece que deben «Asegurarse de que los servicios de asistencia lingüística (por ejemplo, intérprete telefónico) como se describe en la Guía de Patrulla 212-90, ‘Pautas para la interacción con personas con dominio limitado del inglés (LEP)’, están disponibles a personas de habla limitada o que no hablan inglés, según corresponda».

Que sigue

Ahora que el CCHR determinó ‘causa probable’ en la queja de MRNY debido a la falta de interpretación lingüística por parte del Departamento de Policía de Nueva York, el caso pasará a una audiencia pública y un fallo.

Un portavoz de CCHR dijo que en cualquier momento de la investigación, cada parte puede buscar resolver el asunto con un Acuerdo de Conciliación. El portavoz dijo que en la mayoría de los casos, las partes llegan a acuerdos.

Agregaron que el CCHR trata a las agencias de la ciudad «exactamente de la misma manera» que lo harían con otras organizaciones o individuos a lo largo de su investigación y dictamines.

El fallo de CCHR se produce en medio de meses de protestas nacionales contra la brutalidad policial, el cual llama a un cambio sistémico en la policía, así como a las demandas de transparencia policíaca y sus registros de medidas disciplinarias.

Los abogados de MRNY creen que el fallo de CCHR es una victoria y un paso crítico para resolver la negligencia previa del NYPD hacia el acceso al idioma.

«Tienen los protocolos y guías disponibles», dijo Ward. «No son perfectas, pero todo lo que les pedimos es que las sigan. Hemos estado abiertos e incluso ansiosos por tener conversaciones con la policía de Nueva York sobre cómo pueden garantizar que sus planes de acceso al idioma sean ejecutados por la policía y el personal, pero, por cualquier razón, no se ha podido».

 

Notas relacionadas: Presupuesto de la ciudad elimina mil millones de dólares a la policía de Nueva York

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>