Demócratas piden la renuncia de Cuomo luego de un tercer informe de acoso sexual

El gobernador Andrew M. Cuomo durante una conferencia de prensa en el Salón Rojo del Capitolio del Estado. (Mike Groll / Oficina del gobernador Andrew M. Cuomo)

Por tercera vez en menos de una semana, el gobernador Andrew Cuomo se ve envuelto en otro escándalo sobre avances no deseados hacia una mujer, lo que desencadenó una ronda de llamadas de destacados demócratas que quieren que renuncie a su cargo.

El New York Times publicó una historia el lunes por la noche sobre la interacción de Cuomo y Anna Ruch, quienes asistieron a una boda en septiembre de 2019 a la que el gobernador también fue invitado.

El informe condenatorio, que se produjo inmediatamente después de acusaciones de acoso sexual anteriores realizadas por dos exasesoras de Cuomo la semana pasada, provocó que varios legisladores demócratas de alto rango en Nueva York pidieran que Cuomo renunciara a su cargo.

Entre ellos se encuentran la congresista de Long Island Kathleen Rice, la asambleísta de Queens Jessica González-Rojas y los senadores del Bronx, Alessandra Biaggi y Gustavo Rivera. Los concejales de la ciudad Ben Kallos y Brad Lander también se unieron al creciente coro de demócratas que buscan responsabilizar a Cuomo por sus acciones.

Citando el propio relato de Ruch sobre el evento, corroborado por testigos y mensajes de texto, el informe del Times indicó que Cuomo, de 63 años, se había acercado a Ruch, de 33, para entablar una conversación. Después de que ella lo felicitó por un brindis que hizo por la pareja casada, se informó que Cuomo supuestamente le puso la mano en la espalda desnuda.

Después de que ella fue a quitarle la mano, informó el Times, Cuomo comentó que estaba siendo «agresiva», luego le puso las manos en las mejillas y le preguntó si podía besarla. Ruch luego se apartó del gobernador, según el informe.

Ruch no ha trabajado para el gobernador ni para el estado, informó el Times. La oficina del gobernador aún no ha comentado sobre el asunto.

Juegos de póquer erótico

En una publicación de Medium el 24 de febrero, Lindsey Boylan alegó que Cuomo le había pedido que jugara un juego de strip póquer (póquer erótico) mientras estaba a bordo de un avión con él. Además, afirmó que el gobernador fomentó «una cultura dentro de su administración en la que el acoso sexual y la intimidación son tan generalizados que no solo se toleran, sino que se esperan».

Luego, el sábado, en otro informe del New York Times, la ex asistente de Cuomo, Charlotte Bennett, dijo que Cuomo le hizo preguntas incómodas sobre su vida sexual que ella interpretó como un avance sexual.

Cuomo se disculpó el domingo y pidió una revisión completa de sus acciones. Aunque su oficina inicialmente trató de nombrar a la exjuez federal Barbara Jones para manejar el asunto, la oficina del gobernador remitió oficialmente el asunto el lunes a la procuradora general estatal Letitia James para una investigación independiente, en medio de preocupaciones públicas sobre la imparcialidad.

También el domingo, Cuomo emitió un comunicado de disculpa por los incidentes. El gobernador no ha realizado una conferencia de prensa desde el 22 de febrero, ni siquiera para conmemorar el Día 365 de la pandemia de COVID-19 en el estado de Nueva York el lunes pasado.

“Ahora entiendo que mis interacciones pueden haber sido insensibles o demasiado personales y que algunos de mis comentarios, dada mi posición, hicieron que otros se sintieran de una manera que nunca pretendí. Reconozco que algunas de las cosas que he dicho se han malinterpretado como un coqueteo no deseado. En la medida en que alguien se sintió de esa manera, realmente lo lamento”, dijo Cuomo en su declaración del 28 de febrero. «Para ser claros, nunca toqué a nadie de manera inapropiada y nunca le hice proposiciones a nadie y nunca tuve la intención de hacer que nadie se sintiera incómodo, pero estas son acusaciones a las que los neoyorquinos merecen respuestas».

 

Notas relacionadas: Fiscal general de NY reclama su derecho a investigar al gobernador Cuomo por acoso sexual

 

Más de Alrededor de Nueva York