D’Addario dona 2000 protectores faciales para trabajadores y electores en Suffolk

D’Addario dona 2000 protectores faciales para trabajadores y electores en Suffolk
Vemos al presidente de la legislatura del condado de Suffolk, Rob Calarco (a la derecha), al legislador Tom Cilmi (a la izquierda), junto al director ejecutivo de D’Addario, John D’Addario III, (en el centro), reconocida compañía fabricante de accesorios para instrumentos musicales, con sede en Farmingdale. (Foto: Suffolkcountyny.gov)

El fabricante de accesorios para instrumentos musicales más grande del mundo, D’Addario, ha tocado la fibra sensible de la Legislatura del condado de Suffolk con una donación de 2000 protectores faciales, fabricados con los materiales que la empresa suele utilizar para fabricar parches. Esta donación se distribuirá a las oficinas legislativas en Suffolk para su uso y distribución a los electores.

D’Addario, una compañía global con sede en Farmingdale, Long Island, ha estado diseñando y fabricando protectores faciales desde el inicio de la pandemia para ayudar a aliviar la grave escasez de equipo de protección personal (PPE) para los trabajadores de la salud en Nueva York y el mundo.

«La Legislatura del condado de Suffolk ha estado muy involucrada en asegurar y distribuir PPE a los electores que lo necesitan. Agradecemos a D’Addario por esta generosa donación y al legislador Tom Cilmi por ayudarnos a organizarla», dijo Rob Calarco, presidente de la legislatura del condado de Suffolk.

«Ha sido realmente increíble ver cómo empresas como D’Addario han utilizado sus recursos para ayudar con el tremendo impulso que está luchando contra esta pandemia. El giro de D’Addario desde la producción de parches hasta la ingeniería de protectores faciales es un ejemplo extraordinario de ingenio y buena voluntad frente a los terribles desafíos. Este espíritu de colaboración es un sello distintivo de la excepcional comunidad empresarial de Long Island».

Cabe recordar que al comienzo del parón de primavera del año pasado, debido al estallido del coronavirus, se ordenó a D’Addario que cerrara su fábrica Farmingdale Evans Drumhead Factory. Entonces, buscando utilizar sus recursos para respaldar la respuesta global al COVID-19, D’Addario comenzó a explorar formas de fabricar protectores faciales.

Al trabajar con el equipo de fabricación de películas y parches de Mylar y comunicarse con proveedores cercanos para obtener algunos materiales esenciales, el equipo de D’Addario tuvo prototipos en funcionamiento en varios días.

La compañía obtuvo el permiso del estado para reabrir su fábrica Farmingdale Evans Drumhead Factory para producir en masa protectores faciales bajo la marca registrada por la FDA Dynatomy. Hasta ahora, D’Addario ha enviado 2 millones de protectores faciales a profesionales médicos, propietarios de pequeñas empresas y consumidores en toda América del Norte.

«Estoy increíblemente orgulloso de la forma en que nuestra familia de empleados se adelantó para fabricar PPE cuando fue necesario», comentó el CEO de D’Addario, John D’Addario III. «En una nota más personal, poder donar nuestros protectores faciales en Long Island es un motivo de orgullo particular dado que esta es nuestra casa y estamos ayudando a proteger a nuestros vecinos y sus familias», enfatizó.

Sobre esta importante donación de protectores faciales, el legislador Tom Cilmi indicó, «La ciudadanía corporativa está en el ADN de D’Addario. Sin duda, la compañía tiene una larga historia de innovación en lo que respecta a cuerdas de guitarra, parches Evans y una variedad de accesorios para instrumentos musicales. Ese espíritu innovador se convirtió rápidamente en esta respuesta creativa a la pandemia. Pero lo que la gente generalmente no ve es el trabajo humanitario que se lleva a cabo entre bastidores en uno de los empleadores más grandes de Long Island».

«Esta donación se produjo después de que la empresa se pusiera en contacto conmigo para conectarlos con organizaciones benéficas que podrían usar sus protectores faciales. Si bien es extraordinariamente generoso, representa solo un pequeño ejemplo de las donaciones caritativas y con mentalidad comunitaria que se llevan a cabo en D’Addario. Estuve feliz de ayudar a conectar algunos puntos aquí, pero el mérito es para D’Addario y empresas como las suyas en todo el condado de Suffolk, que reconocen y se esfuerzan por lograr un bien mayor», remarcó Cilmi.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York