Curran se une a propietarios, legisladores y empresarios para pedir la aprobación de pagos directos de $ 375

Curran se une a propietarios, legisladores y empresarios para pedir la aprobación de pagos directos de $ 375
La ejecutiva del condado de Nassau, Laura Curran, ha propuesto el "Programa de Asistencia para el Hogar" (HAP) que enviaría cheques de ayuda de $ 375 a 400.000 propietarios e inquilinos afectados por la pandemia. (Foto: Nassaucountyny.gov)

La ejecutiva de Nassau, Laura Curran, se unió a dueños de viviendas, legisladores y líderes empresariales locales para pedir a la Mayoría Legislativa del condado que apruebe el plan de Curran («Programa de Asistencia para el Hogar») para enviar pagos directos de $ 375 a 400.000 propietarios e inquilinos en Nassau.

Este Programa de Asistencia para el Hogar (HAP) utilizaría los fondos del Plan de Rescate Estadounidense proporcionados al condado de Nassau. Aunque la ejecutiva Curran presentó la legislación hace 45 días, la Mayoría Legislativa republicana no ha incluido el plan en su calendario a pesar de haberse reunido varias veces.

Los funcionarios electos que hablaron a favor del HAP incluyeron al líder de la minoría de la legislatura Kevan Abrahams y al legislador Arnold Drucker.

Los propietarios y residentes locales que hablaron a favor de este plan de ayuda incluyeron a Shahid Satti, un empresario de Woodbury; Irma Acosta, una propietaria de Massapequa; y Carter Ward, un veterano retirado de la Marina de EE.UU. quien vive en Hempstead.

«Las finanzas del condado de Nassau están en la mejor forma que han estado en años gracias a la disciplina fiscal de mi Administración. Por eso he propuesto reservar la mitad de los fondos que recibirá Nassau en virtud del Plan de Rescate Estadounidense para proporcionar pagos directos de $ 375 a los propietarios de viviendas de clase media y trabajadora», declaró la ejecutiva Curran.

«Con tantas familias todavía luchando por el impacto de la pandemia, esto debería ser una obviedad. Pero en lugar de trabajar con mi Administración para brindar alivio a los residentes y negocios, la Mayoría Legislativa está deteniendo la acción con la esperanza de que mejore sus posibilidades en noviembre (en las próximas elecciones). Les insto a que dejen de jugar a la política y aprueben los pagos directos para los propietarios de viviendas», recalcó Curran.

El HAP fue elaborado por la Administración de Curran siguiendo la Regla Final Provisional publicada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que permite a los beneficiarios del Plan de Rescate Estadounidense, como el condado de Nassau, brindar asistencia a hogares o poblaciones que enfrentan impactos económicos negativos debido al COVID-19, incluida la ayuda en efectivo.

Al hacerlo, Nassau puede considerar los impactos económicos negativos para los hogares, como aquellos que han experimentado desempleo, inseguridad alimentaria, inseguridad en la vivienda o que tienen ingresos bajos a moderados.

El Programa de Asistencia al Hogar constará de dos categorías de hogares elegibles:

– Aquellos con ingresos de hasta $ 168,900
– Aquellos con ingresos superiores a $ 168,900 hasta $ 500,000.

«Las familias del condado de Nassau todavía están luchando con los efectos dominó de la recesión económica pandémica. Sin embargo, cuando se le presentó la oportunidad de entregar ayuda significativa e inmediata directamente a los residentes, la Mayoría Republicana ha optado una vez más por jugar a la política cínica con los medios de vida de la gente», manifestó el líder de la Minoría de la Legislatura de Nassau, Kevan Abrahams.

«Después de un mes y medio de inacción deliberada, ya es suficiente. Es hora de que la Legislatura actúe sobre la propuesta de la Ejecutiva del Condado Curran y envíe cheques por correo a los residentes de Nassau», remarcó.

 

Impacto negativo

 

Como se describió anteriormente, se presume que los hogares en la primera categoría (ingresos superiores hasta $ 168,900) han experimentado un impacto económico negativo de la pandemia y, por lo tanto, no se les pedirá que demuestren daños individuales en su aplicación  en el Boost Nassau Resource Portal.

Los hogares en la primera categoría incluyen aquellos que reciben exenciones de impuestos a la propiedad para personas mayores de edad avanzada, ingresos limitados y discapacidades y personas de la tercera edad. Los hogares de este grupo no necesitarán proporcionar información sobre ingresos ni completar una solicitud.

Los hogares en la segunda categoría (ingresos superiores a $ 168,900) hasta $ 500,000 deberán presentar una solicitud al Boost Nassau Portal con documentación que demuestre un impacto económico negativo de la pandemia, como desempleo (por ejemplo, recepción de beneficios de desempleo durante 2020), alimentos o inseguridad de la vivienda (por ejemplo, recepción de beneficios de servicios sociales, pagos de hipoteca no realizados, atrasos de servicios públicos, avisos de desalojo).

También facturas médicas no reembolsadas (por ejemplo, costos de salud del comportamiento provocados por la pandemia), aumento de los gastos de cuidado infantil, gastos de muerte relacionados con el COVID 19 o gastos de aprendizaje/trabajo a distancia no reembolsados, incluido el aumento de los costos de Internet.

El condado utilizará el Portal de Recursos de Boost Nassau existente para agilizar el proceso de solicitud, la aprobación del Contralor y la distribución de los fondos.

Para garantizar el cumplimiento de las pautas federales, Nassau identificará los hogares elegibles y verificará los ingresos utilizando declaraciones de impuestos sobre la renta y bases de datos disponibles cuando sea posible, y establecerá un proceso de solicitud con alcance para otras personas que no figuran en dichos registros existentes.

El HAP se financiará con $ 100 millones de la primera distribución de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense del condado de Nassau, que totalizó $ 192,501,720. Se espera que el condado reciba una segunda distribución en mayo de 2022.

 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York