Cuomo listo para “suspender” clases presenciales si tasa de infección por COVID-19 aumenta

El gobernador Andrew Cuomo celebra su rueda de prensa diaria sobre Coronavirus el 17 de julio en Albany, NY. (Darren McGee- Oficina del Gobernador Andrew M. Cuomo)

El gobernador Andrew Cuomo está examinando los errores cometidos en el extranjero en preparación para el inicio de clases presenciales, a medida que los neoyorquinos continúan disfrutando de una baja tasa de infección por COVID-19 en comparación con otros estados.

El gobernador dice que Israel actuará como una guía de advertencia para Nueva York conforme vuelven los niños a las aulas, pero que los maestros no se verán obligados a regresar al trabajo si se sienten inseguros por el momento. Sin embargo, si la tasa de infección alcanza el 9%, las escuelas volverían al aprendizaje remoto.

Algunos distritos escolares han emitido planes para el estado que deben ser aprobados antes de que los niños regresen, pero Cuomo reconoció que el aprendizaje remoto no era un escenario «equitativo» debido a la rápida transición desde el inicio de COVID-19 en marzo.

«Israel está luchando contra una segunda ola después de abrir escuelas», dijo Cuomo. «Se trata de que los padres estén cómodos. El hecho de que el distrito escolar diga que estamos abiertos no significa que los estudiantes van a ir, puedo decirlo desde ahora… Va a depender del plan del distrito escolar, y tendrá que haber un diálogo, porque los planes van a generar preguntas de los padres. Ese diálogo será importante porque si los padres no se sienten cómodos, no enviarán a los niños».

La capacidad de pruebas será solo un obstáculo para la reapertura, a pesar de que hasta el domingo, el estado había completado alrededor de 6 millones desde que comenzó la pandemia, según Cuomo, casi 59,000 solo el sábado.

Ya sea que los sindicatos de docentes puedan o no dificultar la reapertura de la escuela, Cuomo dijo que el nivel de comodidad de los maestros también debería tenerse en cuenta.

“Si el sindicato no se siente cómodo con un plan, no creo que deba terminar en una huelga, pero si el sindicato y los maestros no están cómodos, entonces no van a aparecer y eso es un problema”, dijo Cuomo. «Se trata de sentido común y salud pública».

Asimismo, el alcalde Bill de Blasio describió el viernes un plan básico para toda la ciudad en el que las escuelas volverían a abrir en el otoño, pero solo si la tasa de infección para el público en general permanece por debajo del 3%. Según de Blasio, se aplicarán pautas de distanciamiento social en las aulas, así como equipos de protección personal gratuitos proporcionados sin costo alguno. Las escuelas se limpiarán diariamente durante el día y todas las noches.

Los estudiantes y el personal educativo también recibirán pruebas del COVID-19 de manera prioritaria por parte de la ciudad.

 

Notas relacionadas: Trump insiste en reabrir las escuelas porque el Coronavirus ‘desaparecerá’

 

Más de Alrededor de Nueva York

>