Cuomo dice que no prohibirá el “Dulce o Travesura’ durante el Halloween por COVID-19

Pedir dulces puerta a puerta seguirá como estaba planeado en Nueva York, dijo el gobernador Andrew Cuomo el 15 de septiembre de 2020. (Reuters)

Halloween podría ser la única festividad en Nueva York que no sea completamente arruinada por la pandemia de COVID-19 este año.

El gobernador Andrew Cuomo ofreció alguna esperanza sobre la víspera de Todos los Santos durante una entrevista el martes con News 12 Long Island, en la que indicó que no prohibirá pedir dulces de puerta en puerta.

«No creo que sea apropiado», dijo Cuomo cuando se le preguntó si prohibiría salir a pedir dulces como medida precautoria durante la pandemia. «Tienes vecinos, si quieres llamar a la puerta de tu vecino, Dios te bendiga, y no te diré que no lo hagas».

Los #estudiantes de #PreK, 3-K y del #Distrito75 son los primeros en regresar a los #edificios #escolares en #NYChttp://ow.ly/eGK050Bxi34

Posted by El Correo NY on Monday, September 21, 2020

Eso parece ser una indulgencia para los muchos pequeños disfrazados de fantasmas y duendes y a lo largo de Nueva York que salen a las calles cada 31 de octubre en busca de golosinas. El gobernador, sin embargo, no descartó ofrecer algunas pautas para un el ‘Dulce o Travesura’ seguro a medida que se acerca Halloween.

«Si quieres ir a dar un paseo con tu hijo por el vecindario, no te voy a decir que no puedes llevar a tu hijo al vecindario», dijo Cuomo. «No voy a hacer eso. Te daré mi consejo y guía y luego tomarás una decisión de lo que haces esa noche».

Halloween ya recibió un golpe en Nueva York a principios de este mes cuando los organizadores del Village Halloween Parade anunciaron que el desfile no seguiría como estaba planeado en Manhattan el 31 de octubre. Es la primera vez que el desfile se ha cancelado desde las secuelas de la Súper-tormenta Sandy en 2012.

Es probable que las fiestas de Halloween a gran escala en interiores permanezcan fuera de los límites también, debido a las restricciones de capacidad en curso impuestas durante la pandemia COVID-19.

Desde que comenzó la crisis el 1 de marzo, el COVID-19 enfermó a más de 230.000 residentes de la ciudad de Nueva York, matando a más de 20.000 de ellos. La comunicabilidad del virus, combinada con las restricciones de capacidad impuestas para detener la propagación, condujo a la cancelación de grandes festividades en la ciudad, incluidos desfiles públicos y festivales.

– Traducción de Faith Marnecheck

Notas relacionadas: El Desfile de Acción de Gracias de Macy’s solo será por televisión

 

Más de Alrededor de Nueva York

>