Cuomo adopta cauteloso enfoque de cuatro fases para reapertura de Nueva York

Con 24,891 muertes de 324,890 casos en Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo está buscando un plan de reapertura que tenga cuatro fases en lugar de las dos originales planteadas en abril a medida que las hospitalizaciones por COVID-19 comienzan a disminuir.

Cuomo dijo que siguiendo los métricos y adoptando un enfoque gradual, la sociedad podría volver a la vida mientras compensa la tasa de transmisión del coronavirus a 1.1 o menos. Algo más que eso y volvemos a niveles de «brote».

“Siempre y cuando la tasa de transmisión sea baja y manejable, volvemos a reabrir negocios. Abrimos negocios en fases para que aumente el nivel de actividad mientras observamos la tasa de transmisión», dijo Cuomo. «Si supera 1.1, detenemos todo de inmediato».

De acuerdo a conferencias de prensa anteriores de Cuomo, los Centros para el Control de Enfermedades exigen que antes de que una región pueda comenzar a reabrir, deben tener 14 días de disminución consecutiva en hospitalizaciones y muertes. Como tal, el gobernador ha establecido el 15 de mayo para el final del programa PAUSA.

Para las regiones con muy pocos casos de COVID-19, los nuevos casos totales no pueden exceder de 15, y las nuevas muertes no pueden exceder de cinco en una base de tres días consecutivos. Antes de que las regiones puedan comenzar a reabrir, también necesitarían una capacidad de prueba de 30 por cada 1,000 personas.

Aunque el número de muertes diarias pasó de 299 el 1 de mayo a 226 el domingo, Cuomo dijo que esta estadística no está en declive tan rápido como le gustaría a su administración.

En preparación para cualquier aumento en los casos, Cuomo dice que el 30 por ciento de las camas de hospital y UCI deben reservarse para pacientes con coronavirus para no sobrecargar el sistema. Esto se anunció durante la conferencia de prensa del domingo en la que dijo que el estado ahora requerirá que los hospitales mantengan hasta 90 días de equipos de protección personal en existencias en cualquier momento dado.

“Tenemos un par de semanas, pero esto es lo que los líderes locales, lo que la comunidad necesita para reabrir de manera segura e inteligente. No puede ser simplemente: «Queremos salir de la casa», dijo Cuomo.

Según Cuomo, el éxito de la reapertura de una región puede depender de la competencia de los funcionarios electos, lo que puede significar la diferencia entre la vida y la muerte, dijo.

 

Notas relacionadas: Inicia implementación de hasta 100 millas de calles seguras en la ciudad de Nueva York 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>