Construyendo respeto mutuo entre el dentista y el paciente

Por: Dr. Ami Bakarat

U na relación saludable entre el dentista y el paciente presenta una variedad de ventajas y hace que las visitas dentales sean menos estresantes. Tome en cuenta estas sugerencias:

– Ser puntual. Para el paciente y el dentista, la mejor manera de comenzar una relación es con la cortesía común de la puntualidad. El paciente debe llegar a tiempo y el dentista necesita ver al paciente a tiempo. En ocasiones, las demoras no se pueden evitar, pero las partes deben hacer un esfuerzo para llegar a tiempo.

– Ser honesto. Para el paciente, ser honesto acerca de sus expectativas, su historia dental (incluso ser honesto cuando el dentista le pregunte si usa seda dental regularmente) y cualquier problema dental que haya tenido en el pasado que su dentista pueda desconocer. El dentista debe ser honesto sobre todos los posibles resultados del procedimiento.

– Estar preparado. Hágale saber al dentista cuáles son sus problemas y preocupaciones. Asegúrese de que él o ella tenga sus registros dentales más actualizados y hágale saber si ha visto a un dentista diferente recientemente.

– Gratitud expresa. Un simple agradecimiento puede recorrer un largo camino en la construcción de una relación tanto para el dentista como para el paciente.

– No use lenguaje profano o vista inapropiadamente. No se vista como si estuvieras camino a la playa. No es profesional, no es apropiado y puede distraer a otros pacientes.

– Cuando esté justificado, ofrezca elogios sinceros. A todo el mundo le gusta escuchar cuando han hecho un buen trabajo, incluso a los dentistas.

* Autor del libro Perfecting Smiles, Changing Lives.

Más de Alrededor de Nueva York

>