Consejos para el regreso a clases y protegerse del Coronavirus

Consejos para el regreso a clases y protegerse del Coronavirus
Esta nueva temporada escolar será un duro reto para estudiantes, profesores y familias. (Foto: Newyorkfamily.com)

Por: Courtney Ingalls
Newyorkfamily.com

 

La temporada de regreso a clases está entre nosotros una vez más, pero este año los padres tienen que preparar a sus hijos de manera un poco diferente debido al COVID-19.

Con muchas escuelas en todo el país que abordan clases presenciales, híbridas y en línea, los niños deben aprender a adaptarse a la nueva normalidad y, al mismo tiempo, asegurarse de mantenerse seguros y saludables.

Aquí hay algunos consejos de los CDC para preparar a sus hijos para el nuevo año escolar:

 

No enviar a su hijo enfermo

 

Una de las primeras cosas que debe hacer antes de enviar a sus hijos a la escuela todos los días es asegurarse de que no se sientan enfermos de ninguna manera.

Se recomienda que revise cada mañana los signos de enfermedad. Algunos de los signos son una temperatura superior a 100,4 grados, dolor de garganta, tos, diarrea, dolor de cabeza intenso, vómitos o dolores corporales. Si su hijo tiene alguno de esos síntomas, debe quedarse en casa y no ir a la escuela.

También debe familiarizarse con los sitios de prueba de COVID-19 locales en caso de que sus hijos desarrollen síntomas.

Es importante asegurarse de que su hijo esté al día con las vacunas recomendadas. Todos los niños en edad escolar deben recibir una vacuna contra la influenza todos los años, salvo raras excepciones.

Estar al día con las vacunas es muy importante este año porque aún no se sabe si una persona que tiene COVID-19 y gripe al mismo tiempo resultará en una enfermedad más grave.

 

Desinfectantes de manos

 

Siempre es bueno tener una rutina diaria, pero ahora es más importante que nunca para proteger a sus hijos del COVID-19.

Para tomar las precauciones necesarias todos los días, desarrolle rutinas que usará tanto por la mañana como después de que sus hijos salgan de la escuela.

Por ejemplo, se sugiere asegurarse de que ciertos artículos estén empacados en la mochila de su hijo todos los días, como desinfectante de manos o una mascarilla de tela de respaldo.

Después de la escuela, los padres y los niños deben adquirir el hábito de lavarse las manos inmediatamente y lavarse las mascarillas que se usaron durante el día.

 

 

Distanciamiento social

 

Hable con sus hijos sobre las precauciones que deben tomar. Es posible que algunos niños no comprendan la importancia de estas precauciones para mantenerse seguros a sí mismos y a las personas que los rodean.

Antes de que vuelva la escuela, asegúrese de tener una conversación con sus hijos sobre lo que deberían hacer en la escuela.

Algunas cosas que su hijo debe tener en cuenta son:

– Lavarse las manos con más frecuencia.
– Distanciamiento social de otros estudiantes
– Usar mascarilla en todo momento
– No compartir objetos con otros estudiantes como libros y utensilios de escritura.

 

Tener múltiples mascarillas

 

Ya sea que sus hijos estén en el aula a tiempo completo o parcial, es importante asegurarse de que tengan suficientes mascarillas limpias.

Tener varias de ellas ayudará a los padres a no tener que seguir lavando la misma todas las noches antes de la escuela.

Cuando busque mascarillas para sus hijos, asegúrese de que se ajusten cómodamente a su cara, cubran completamente la nariz y la boca, permitan respirar sin restricciones y se puedan lavar y secar a máquina.

 

 

Adaptarse a la nueva normalidad

 

Esta transición será difícil de entender para algunos niños, y está bien. Los cambios debidos al COVID-19 han sido difíciles para todos en todo el mundo, pero es posible que los niños no lo entiendan o no lo enfrenten tan bien como los adultos.

Siéntese con sus hijos y tenga una conversación sobre cómo la escuela se verá un poco diferente este año. Ciertos aspectos como pupitres separados a 6 pies, que los profesores mantengan distancia de los alumnos y la posibilidad de tener cada almuerzo en sus aulas resultarán extraños e incómodos para algunos alumnos.

Asegúrese de que sus hijos estén al tanto de estos cambios para que puedan adaptarse mejor. Una vez que estén en la escuela, revísalos y pregúntales cómo les va. Comuníquese con sus hijos para saber cómo se sienten durante este tiempo.

Esta historia apareció primero en Newyorkfamily.com

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>