Conozca los posibles beneficios de una Educación Religiosa

Los padres tienen gran variedad de opciones al momento de decidir la educación de sus hijos. Escuelas públicas, privadas, autónomas, y religiosas, todas presentan diferentes beneficios e inconvenientes; por lo que las familias necesitan priorizar qué factores son los más importantes para su vida diaria (es decir: la distancia y opciones de actividades después del colegio, entre otros), así como su sistema de valores.

Para muchas familias, una escuela religiosa es una gran opción educativa, independientemente de si la fe es o no parte principal de su vida familiar. De hecho, una educación católica o judía puede ser una fantástica manera de mostrar a su hijo diferentes formas de pensar acerca del mundo e interacción con su comunidad.

“Primero y ante todo, las familias agnósticas deben saber que sus hijos serán bienvenidos en igualdad de condiciones con los demás niños. Nuestras creencias fundamentales, enraizadas en cientos de años de tradiciones, es que cada uno de nosotros ama igualmente a Dios. Como resultado, nuestra cultura escolar es dar la bienvenida a todos’, dijo Hope Mueller Lippens, directora de la escuela St. Ann, The Personal School en East Harlem. ‘Las familias deben saber que nosotros buscamos maneras de incorporar educación autónoma en etapas apropiadas para el desarrollo. Por ejemplo, entendemos que fomentar la empatía es importante para el crecimiento social de los pequeños. Asimismo, nos enfocamos en los valores católicos de “servicio” en esta etapa, para ayudar a los niños a salir de su egocentrismo natural hacia uno que fomente su responsabilidad como individuo en la comunidad”.

Igualmente, elegir una escuela religiosa puede significar abrir a su hijo a un sistema de valores que encauzan todos los aspectos de su educación. La clave, es que se trata de compartir valores humanos, no sólo sobre una fe específica.

Para los padres que están considerando una escuela religiosa, existen importantes factores que deben mantenerse en mente durante todo el proceso de toma de decisiones. Los padres deben considerar sus propios sentimientos acerca de la fe en sus familias -¿es algo que es muy importante en la vida diaria, o lo que les gustaría enfatizar en la crianza del niño? También deben considerar las metas educativas que tienen para sus niños, el plan de estudios que hace sentido para ellos, y si otros aspectos de una educación independiente (por ejemplo: uniformes, costos de matrícula, etc.) son adecuados para ellos.

“Como en cualquier escuela privada, los padres deben considerar los requerimientos de matrícula e investigar si habrá ayuda financiera y oportunidades de beca. Los padres deben también estar cómodos con el uniforme o código de vestimenta requerido”, indicó Mueller Lippens. “Más específico que una escuela católica, yo recomendaría que los padres escojan uno de los valores alineados con sus propias creencias familiares. Los padres también deben asegurarse que están cómodos con cualquier clase religiosa o servicios incluidos en el plan de estudios.

Con el fin de obtener una visión clara de la importancia religiosa en la misión escolar y la experiencia diaria en el salón de clases, los padres deben planear reunirse con los funcionarios de la escuela que sea de su interés. Como cualquier paso en el proceso de admisión, los padres deben investigar y asistir a las reuniones preparados con preguntas reflexivas.

Finalmente, lo principal que los padres deben tomar en cuenta cuando consideren una escuela religiosa, es si se sientan cómodos en la comunidad escolar, el elemento de fe es probable que juegue gran parte, ya que las tradiciones educacionales católicas y judías enfatizan el vínculo comunitario en gran medida.

 

Notas relacionadas: Estudiantes latinos entre ganadores de competencia tecnológica automotriz 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>