Escuelas Charter de NYC: lo mejor de ambos mundos escolares… Conozca los beneficios

Foto vía Getty Images

Por: Joe Pantorno

A pesar de que muchos estudiantes y padres de la ciudad de Nueva York han tenido que adaptarse al aprendizaje remoto mientras las escuelas están cerradas, a medida que la vacuna esté disponible, no es demasiado pronto para que los padres planifiquen con anticipación el próximo año escolar, una vez que se vuelvan a abrir las escuelas.

Si bien las únicas opciones legítimas en el pasado eran entre educación pública, privada y en el hogar, las escuelas ‘Charter (autónomas)’ se han convertido en una opción viable y atractiva para la educación de un niño.

Una escuela ‘Charter’ es una escuela pública operada de forma independiente que generalmente opera bajo un contrato con una agencia gubernamental u organización sin fines de lucro. Ello permite que la escuela no tenga que seguir un plan de estudios obligatorio, diseñando así sus aulas y lecciones para adaptarse a las necesidades individuales del estudiante.

Aunque las escuelas ‘Charter’ han recibido muchas críticas, hay ventajas generales de enviar a su hijo a una institución de este tipo:

Adaptación a los desafíos

Dentro del panorama educativo actual, se encuentra el creciente desafío de informar, preparar y desarrollar adecuadamente a los estudiantes para que aprendan y crezcan en diferentes circunstancias. Hay cuatro formas en que los niños pueden aprender y retener adecuadamente el material de sus cursos: visual, auditiva, lectura / escritura y kinestésica.

Las escuelas ‘Charter’ pueden proporcionar una combinación perfecta.

Si su hijo tiene problemas de aprendizaje que le impiden prosperar en las escuelas públicas o privadas, existen opciones de escuelas ‘Charter’.

Si su hijo es avanzado y no se le desafía lo suficiente en la mayoría de los entornos grupales, existen opciones de escuelas ‘Charter’.

Especialización sin matrícula

Las escuelas autónomas ofrecen lo mejor de ambos mundos escolares.

Si bien son independientes, aún deben tener maestros con licencia, los estudiantes deben tomar los exámenes obligatorios del estado y las instituciones de bajo rendimiento pueden cerrarse, al igual que la mayoría de las escuelas públicas y privadas.

Pero la capacidad de modificar el plan de estudios y ofrecer cursos específicos, es lo que las distingue de la educación pública.

¿La mejor parte?

Los padres no tendrán que pagar la matrícula como lo harían en una escuela privada. Las charters se financian con dólares de impuestos.

Superan a la escuela pública

Al observar los datos, las escuelas ‘Charter’ de la ciudad de Nueva York registran mejores cifras que las escuelas públicas.

Según el Departamento de Educación de Nueva York, los estudiantes de las escuelas públicas en los grados 3-8 tenían un 47% de competencia en Artes del Lenguaje Inglés (ELA) y un 46% de competencia en matemáticas en 2019.

Según NYCCharterSchools.org, las escuelas ‘Charter’ de la ciudad, proporcionaron cifras de competencia mucho más altas el año pasado.

Los índices de competencia en ELA para los estudiantes de los grados 3-8 fueron del 57.3% mientras que los índices de competencia en matemáticas fueron del 63.87%.

Esos números dan como resultado mayor aprendizaje, lo que permite a los estudiantes asimilar más material en la misma cantidad de tiempo de lo que permite el plan de estudios de las escuelas públicas.

 

Notas relacionadas: Anuncian cambios importantes en el proceso de admisión a escuelas públicas

 

Más de Alrededor de Nueva York