Congresistas de Long Island piden a la EPA mejor protección al agua potable

Congresistas de Long Island piden a la EPA mejor protección al agua potable
El Representante de los Estados Unidos Lee Zeldin (R-Shirley) y el resto de la delegación del Congreso de los Estados Unidos, pertenecientes a Long Island, en conferencia de prensa realizada el 18 de junio. (Foto: Amanda De Lauzon)

 

Por: Amanda De Lauzon
LongIslandPress.com

 

La delegación del Congreso de los Estados Unidos, pertenecientes a Long Island, está instando a la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) a fortalecer los estándares públicos de agua potable luego de un informe que sugiere que la región tiene el agua más contaminada en el estado de Nueva York.

Los legisladores también solicitaron a la EPA que brinde más apoyo técnico y financiero a los proveedores públicos de agua potable de LI para que los servicios públicos puedan manejar mejor los contaminantes como el 1,4 Dioxano y otros productos químicos emergentes.

«Hay millones de familias en Long Island que beben esta agua todos los días y no podemos darles la espalda ni a ellos ni a su salud y seguridad», dijo la Representante de los Estados Unidos, Kathleen Rice (D-Garden City). «Necesitamos actuar ahora y debemos actuar rápido».

Rice se reunió en una conferencia de prensa el pasado martes con los congresistas Peter King (R-Seaford), Tom Suozzi (D-Glen Cove) y Lee Zeldin (R-Shirley), quien firmó una carta a la EPA enumerando sus demandas.

Por su parte, Liz Moran, directora de política ambiental del Grupo de Investigación de Interés Público de Nueva York (NYPIRG), que también se unió a los legisladores, realizó el estudio de contaminación del agua y descubrió que el agua potable de Long Island tenía niveles más altos que los aceptables de contaminantes relacionados con el cáncer y otros problemas médicos .

«El público tiene el derecho básico y la expectativa cuando abren el grifo de que el agua será segura para que la beban, pero desafortunadamente, aquí en Nueva York y en otros lugares del país, ese derecho básico se ha puesto en peligro», dijo Moran.

Si bien los efectos en los seres humanos no se conocen completamente, los estudios muestran que con el tiempo podría haber efectos negativos para la salud debido a la exposición a sustancias químicas como el 1,4 Dioxano, que se encuentra en muchos productos para el hogar y es un posible carcinógeno, según la EPA.

Los funcionarios de salud estatales están considerando actualmente nuevos estándares de agua para regular eso y otros químicos nuevos que se encuentran en el agua potable.

«Estos son contaminantes emergentes, esto no es ciencia resuelta todavía, sabemos que este es un problema que vendrá en el futuro para el cual tenemos que estar preparados», dijo Zeldin.

«Estamos trabajando de manera proactiva para intentar que la EPA preste más atención a lo que está sucediendo aquí en Long Island y para ayudarnos a obtener fondos para realizar las pruebas y el tratamiento».

Aún en espera de una respuesta de la EPA, este grupo está trabajando arduamente para dar a conocer el problema y luchar para proteger el agua de los residentes de Long Island.

«Tenemos una crisis, y una crisis merece una acción y merece fondos, así que eso es lo que pedimos hoy», dijo Adrienne Esposito, directora ejecutiva de Citizens Campaign for the Environment.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>