Condenan a miembro de la MS-13 por asesinato de adolescente en la Reserva Massapequa

Condenan a miembro de la MS-13 por asesinato de adolescente en la Reserva Massapequa
Condenan a miembro de la MS-13 por asesinato de adolescente en la Reserva Massapequa. (Foto: News 12)

La fiscalía del condado de Nassau en Long Island, Nueva York, informó que un miembro de la pandilla MS-13 fue condenado a cumplir de 9 años de prisión a cadena perpetua por el asesinato con un machete de un adolescente de 15 años en 2016.

Samuel Ponce, de 20 años y conocido como «Little Chickie», se declaró culpable el pasado junio ante la juez Helene Gugerty del asesinato en segundo grado de Bryan Lemus y este miércoles fue condenado, de acuerdo con el comunicado de la fiscalía.

Indica que el 23 de agosto de 2016 Lemus fue emboscado cuando paseaba a su perro y llevado a la Reserva Massapequa, una zona boscosa en Nassau, donde fue asesinado por Ponce y otros miembros de la MS-13.

La MS-13 tiene varios subgrupos en Long Island, donde se le ha responsabilizado de varias muertes de jóvenes.

El cuerpo del adolescente Lemus, residente de Uniondale, fue encontrado el 24 de mayo de 2019 en una tumba poco profunda por la policía durante un escrutinio del área, agrega la fiscalía.

Ponce, quien vivía en Hempstead, fue arrestado el 17 de septiembre de 2019 luego de la investigación.

«La fiscalía continúa su trabajo para librar al condado de Nassau de esta despiadada violencia de pandillas y garantizar que estos peligrosos individuos sean sacados de nuestras calles», indicó la fiscal interina Joyce A. Smith, en el comunicado.

«La vida de Bryan Lemus se vio truncada violentamente cuando Samuel Ponce y otros miembros de la MS-13 lo emboscaron y asesinaron a machetazos», remarcó Smith.

«Agradezco por su ayuda en este caso a nuestros socios en el Departamento de Policía del condado de Nassau, la Administración de Control de Drogas, las Investigaciones de Seguridad Nacional y el Grupo de Trabajo de Pandillas de Long Island del FBI».

 

 

Más de Alrededor de Nueva York