Con nueva app de celular ICE vigila a inmigrantes indocumentados

Con nueva app de celular ICE vigila a inmigrantes indocumentados
Inmigrantes indocumentados hispanos en la frontera de Arizona con México. (Foto: EFE/Paula Díaz)

Unos 200.000 indocumentados están bajo vigilancia electrónica a través de una nueva aplicación de celular como parte de un polémico programa considerado por defensores de los inmigrantes como una alternativa innecesaria a la detención, que además viola la privacidad y se presta para abusos.

Activistas y organizaciones hispanas y defensoras de los derechos humanos consideran que aunque a simple vista parece mejor que el grillete electrónico, las autoridades migratorias lo usan a su antojo sin reglas claras.

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) confirmó a la agencia EFE que 191.988 inmigrantes son vigilados actualmente mediante el Programa de Supervisión Intensiva (ISAP, en inglés), una de las «alternativas a la detención» por la cual ha apostado el gobierno de Joe Biden como una opción «más humana» al encierro.

A través de la aplicación para teléfonos inteligentes SmartLink, los oficiales de ICE siguen de cerca los pasos de los indocumentados, que tienen que reportarse frecuentemente -algunos semanalmente, otros diariamente, incluso varias veces al día- y enviarles una selfie, según se pudo constatar.

«Cada martes a las 11 de la mañana debo enviar una imagen de mi rostro a inmigración», declaró Danny Sánchez, un abogado venezolano solicitante de asilo a quien ICE lo mantiene vigilado mediante SmartLink.

«Sin embargo, a otros les suena el teléfono a cada ratito para que pongan su fotografía. Puede ser en la mañana, en la noche o a cualquier hora del día, y siempre están con miedo por dejar el teléfono a un lado», explicó el inmigrante.

Sánchez es uno de los miles de inmigrantes que se han entregado en los últimos meses en la frontera de Estados Unidos con México y que las autoridades han liberado bajo ISAP con un teléfono celular que ellos mismos le proporcionan.

«No sé qué alcance pueda tener esta aplicación, no sé si lo que estoy hablando está siendo monitoreado», dijo el padre de familia venezolano.

Sin embargo, aseguró sentirse afortunado de no tener un grillete electrónico con GPS que maltrata el tobillo y que dificulta la obtención de un empleo porque «causa un fenómeno de discriminación».

 

 

Más de Alrededor de Nueva York