Comunidad de Freeport exige libertad para el pueblo de Cuba

Comunidad de Long Island exige libertad para el pueblo de Cuba
Comunidad de Long Island exige libertad para el pueblo de Cuba. (Foto: Oficina de la Legisladora Debra Mulé)

Con gran fervor se celebró una conferencia de prensa frente a la alcaldía de la Villa de Freeport para abordar la situación alarmante que se vive en Cuba, donde el pueblo isleño clama por libertad, derechos humanos y el fin de la dictadura castrista.

En medio de las protestas globales de los partidarios del sufrido pueblo cubano y sus renovadas demandas de ser liberados del gobierno autocrático, este martes 20 de julio los funcionarios electos de Freeport, liderados por el alcalde Robert Kennedy, se reunieron para protestar junto a políticos locales, varios residentes -entre ellos cubanoamericanos- y líderes comunitarios quienes crearon conciencia y demostraron su apoyo colectivo al pueblo de Cuba y su justa búsqueda de la libertad.

«Estoy orgullosa de ser solidaria con mis amigos y vecinos cubanos mientras exigen el fin de generaciones de tiranía y subyugación», declaró la legisladora del condado de Nassau, Debra Mulé (D – Freeport). «Mientras nos unimos para apoyar al pueblo cubano en su búsqueda de la libertad, recordemos siempre apreciar las libertades en nuestro país que han hecho de Estados Unidos un faro de esperanza para tantos».

En la manifestación pacífica se pidió al presidente de EE.UU., Joe Biden, que imponga nuevas y duras sanciones al gobierno cubano, luego de días de protestas históricas contra la escasez de alimentos y medicinas y las restricciones económicas en Cuba provocadas por la pandemia del COVID-19.

«Nuestras familias y amigos cubanoamericanos han sido restringidos y se les ha prohibido comunicarse con parientes en Cuba», dijo el alcalde Kennedy quien tiene una numerosa comunidad de habla hispana y latina en Freeport.

 

 

Cerca de 100 manifestantes se apostaron frente al Ayudantamiento para ondear banderas cubanas y arengar por la libertad de la isla caribeña mientras portaban carteles con lemas «Acabemos con la esclavitud ahora», «Cuba libre» y «Estados Unidos, por favor, ayuden».

«Ha habido 62 años de miseria, derramamiento de sangre y muerte … ¿Qué más quieres? Le pedimos a la Casa Blanca que haga lo que más duele. Congele sus bienes y presione», declaró a la prensa el fideicomisario de Freeport, Jorge Martínez cuya familia emigró de Cuba hace años.

«El pueblo de Cuba se está muriendo. Se están muriendo niños. No hay comida. No hay agua. No hay medicina. Esto tiene que parar», increpó.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York