Comerciantes en zonas con aumento en casos de COVID-19 temen daños económicos irreparables con nuevo cierre

El señor Michael Blue está triste ante la posibilidad de tener que cerrar su tienda, Zooloo Clothing and Leather Goods en Avenue U en Sheepshead Bay. (Foto de Todd Maisel)

Si bien a la mayoría de las empresas se les permitirá permanecer abiertas en los códigos postales de Brooklyn y Queens, donde las tasas de infección por COVID-19 han excedido el 3 por ciento, muchas aún temen un posible cierre que podría causar daños irreparables a sus empresas.

El gobernador Cuomo estuvo de acuerdo con el alcalde Bill de Blasio en el cierre de escuelas, pero se abstuvo de cerrar negocios diciendo que «no se los consideraba grandes transmisores de infecciones».

Sin embargo, no ha descartado cerrar negocios no esenciales como restaurantes, salones de uñas, peluquerías y salones de belleza y otros minoristas no esenciales si las infecciones por Covid-19 no se controlan, o si aumentan por encima de lo que se ha reportado recientemente.

En 11 años #Trump no pagó taxes federales y solamente abonó $ 750 en sus primeros dos años en la #CasaBlancahttp://ow.ly/iNEn50BEuXh

Posted by El Correo NY on Monday, October 5, 2020

Los dueños de negocios expresaron su preocupación, especialmente después de que el alcalde pidió el cierre de todos los negocios no esenciales en su conferencia de prensa del domingo.

«Creo que apesta, pero ¿qué vamos a hacer?», dijo Fred Pacace, propietario del famoso restaurante italiano Michael’s Restaurant en Avenue R y Nostrand en Madison, Brooklyn.

«Nos está perjudicando por una razón que no es lo suficientemente buena; tratamos de hacerlo lo más agradable posible para la gente del vecindario, pero ¿qué vas a hacer?», suspiró. “Hicimos todo lo que se nos pidió y eso es todo lo que podemos hacer. Solo tenemos que seguir adelante, lo que no te mata te hace más fuerte».

“Estábamos comenzando a regresar un poco, luego esto nos hizo retroceder: algunas personas deciden hacer lo que quieren y no usar máscaras y este es el resultado”, expresó Frank Sandy, propietario de JR Pizzaria en Kings Highway en Midwood, Brooklyn.

«La gente no hace lo correcto y usa sus máscaras, algo simple, y esto es lo que tenemos», indicó. “Es terrible porque mucha gente va a sufrir, los estilistas no van a pagar el alquiler de nuevo, las manicuristas, los gimnasios que empezaron a mejorar un poco. Ahora van a cerrar de nuevo y más gente sin trabajo. Horrible»

A varias cuadras de distancia, Jay y Lloyds Deli, un famoso restaurante en Avenue U, tenía un letrero de «se alquila». Los vecinos dicen que no pudo permanecer abierto después de estar cerrado durante tres meses. Algunos expertos estiman que el 60 por ciento de los restaurantes no sobrevivirán a los cierres de COVID-19.

 

Notas relacionadas: Alcalde por cerrar negocios y escuelas en 9 zonas de Brooklyn y Queens por COVID-19

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>