Cientos de inmigrantes hispanos llegan desde Texas a NY en busca de asilo

Cientos de inmigrantes hispanos llegan desde Texas a NY en busca de asilo
El abogado César Vargas (izq.) y el comisionado de la Oficina de Asuntos del Inmigrante, Manuel Castro (der.), hablan con inmigrantes que fueron enviados de Texas a la ciudad de Nueva York. (Foto: EFE / Oficina del Alcalde para Asuntos del Inmigrante)

Las autoridades del estado de Texas han impuesto un acuerdo de confidencialidad a las compañías de autobuses que trasladan inmigrantes indocumentados hasta el estado de Nueva York para no desvelar los detalles de estos viajes, según dijo el comisionado de Asuntos del Inmigrante, Manuel Castro.

«Nos enteramos de que la compañía de autobuses con la que han trabajado allí tiene un acuerdo de confidencialidad que no les permite comunicarse con la ciudad de Nueva York», indicó Castro durante una audiencia en el Concejo en torno a las condiciones en los albergues locales y el reciente aumento de llegadas de inmigrantes en busca de asilo.

Castro explicó que han tenido conocimiento de ello a través de sus aliados en organizaciones comunitarias y reiteró que el gobierno de Texas «no está cooperando» con el gobierno neoyorquino, al que no informa sobre el traslado de los inmigrantes e indicó que este martes arribó un nuevo grupo y que al día siguiente llegaran otros dos autobuses, lo que han conocido de forma indirecta.

Actualmente más de 4.000 inmigrantes están registrados con el sistema de albergues neoyorquinos a donde han estado llegando hace algunos meses, vía Washington DC, luego de que Texas enviara también allí autobuses con indocumentados. Según ha trascendido los inmigrantes y sus familias llegan con sed, hambre y hasta casi enfermos en medio de la actual pandemia.

Cabe señalar que el pasado viernes llegó el primer autobús directo a NYC con medio centenar de inmigrantes latinos, y el domingo se recibió a otro grupo a los que se sumarán los que vienen llegando, indicó Castro, quien reiteró las críticas al gobernador de Texas, el republicano Gregg Abbott, a quien acusó de jugar a la política con estas personas.

Castro, primer funcionario de origen mexicano en dirigir la Oficina de Asuntos del Inmigrante (MOIA), participó en la audiencia junto al comisionado del Departamento de Servicios Sociales, Gary Jenkins, quienes explicaron a los concejales de los esfuerzos que se hacen para acomodar a estos inmigrantes y de los servicios que se les ofrecen.

Este flujo de extranjeros «indocumentados» sin precedentes ha afectado al sistema local por lo que la pasada semana el alcalde demócrata Eric Adams emitió una declaración de emergencia que permitirá contratar rápidamente a proveedores de servicios y refugios para estos inmigrantes.

 

Crueldad con indocumentados

 

Castro recordó que la llegada de inmigrantes no es nuevo para esta ciudad. «Lo que es nuevo es el desvío sistemático de solicitantes de asilo y otros inmigrantes a Nueva York por parte de fuerzas externas, incluidas las acciones repugnantes, crueles y cobardes del gobernador de Texas», afirmó. Y reiteró que Abbott «está usando a los seres humanos como peones políticos» y que «por eso le hemos criticado».

«Ciertamente, nos encantaría tener una mayor coordinación y saber exactamente cuántas personas llegarán para proporcionar los servicios que necesitan», apuntó además Castro, quien dijo se mantiene en constante comunicación con Jenkins para cualquier problema que pueda surgir de esta población vulnerable que «está viniendo con gran cantidad de necesidades».

«Los neoyorquinos no se asustarán ni se intimidarán y estamos mostrando cómo los solicitantes de asilo deben ser bienvenidos en nuestro país», sostuvo Castro, quien reconoció el trabajo de la organización nacional «Abuelas responden» que han estado recibiendo a los inmigrantes en la estación de Port Authority, así como los servicios que les brinda la ONG Caridades Católicas.

 

Santuario para inmigrantes

 

«Muchos de los inmigrantes con los que hemos hablado no sabían lo que estaba pasando. Llegan a NY y no saben qué hacer. Algunos tienen familia y se quedan con ellos», pero la mayoría va al sistema de albergues, comentó el comisionado de la Oficina de Asuntos del Inmigrante, Manuel Castro, quien se ha hecho presente para recibirlos junto a otras autoridades y voluntarios de ONG.

En un comunicado, el gobernador de Texas, Gregg Abbott, indicó que con la medida busca «asegurar su frontera» con México tras la continua llegada de inmigrantes y responder a la política de fronteras abiertas de la administración del presidente Joe Biden, que considera que está «avasallando» a las comunidades de su estado.

Abbott, ha declarado que Nueva York es el «destino ideal» para los inmigrantes porque «pueden recibir la abundancia de servicios y alojamiento que el alcalde Adams» ha dispuesto para ellos al defender que es una «ciudad santuario».

Castro habló con los recién llegados procedentes de países como Honduras, Venezuela y Bolivia, que le transmitieron que quieren quedarse en NY y obtener un empleo, y señaló que en el grupo había una niña que fue enviada a un hospital porque necesitaba insulina y estuvo varios días sin el medicamento.

El abogado César Vargas, asesor legal de MOIA, señaló que un problema que enfrentan los inmigrantes, además de no contar con una identificación, es que algunos tienen cita con Inmigración en otros estados, por lo que se les está brindando asesoramiento legal junto a otros servicios a través de la ciudad y las ONG.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York