Christina Yuna Lee, víctima de asesinato en Chinatown, fue apuñalada 40 veces y encontrada muerta en un charco de su propia sangre, dicen fiscales

Christina Yuna Lee, víctima de asesinato en Chinatown, fue apuñalada 40 veces y encontrada muerta en un charco de su propia sangre, dicen fiscales
La oficina del médico forense sacó el cuerpo de una mujer apuñalada fatalmente dentro de un apartamento del Lower East Side el 13 de febrero de 2022. Foto de Arthur DeGaeta

Christina Yuna Lee quedó atrapada la madrugada del domingo, gritando por ayuda después de que un extraño que empuñaba un cuchillo la siguió hasta su apartamento en el sexto piso de Chinatown. Sin embargo, sus gritos recibieron respuesta demasiado tarde.

Los fiscales dijeron que el extraño, Assamad Nash, de 25 años, presuntamente apuñaló a Lee, de 35 años, más de 40 veces, dejándola parcialmente desnuda y tendida en un charco de su propia sangre dentro del baño.

Nash fue detenido luego de un breve enfrentamiento con la policía en el lugar de los hechos y acusado de asesinato en primer grado. Él estaba en libertad supervisada después de haber sido arrestado tres veces en solo cuatro meses el otoño pasado por delitos menores que incluyen asalto, venta ilegal de tarjetas de MetroCard y vandalismo en las máquinas expendedoras de MetroCard en el sistema subterráneo.

No obstante, Nash ahora está tras las rejas indefinidamente luego de ser procesado el lunes por la noche en el Tribunal Penal de Nueva York por el cargo de asesinato. El juez Jay Weiner, quien presidió la lectura de cargos, ordenó la prisión preventiva de Nash sin derecho a fianza después de que la asistente del fiscal de distrito, Dafna Yoran, describiera en el expediente los espeluznantes detalles del atroz crimen que ha conmocionado y horrorizado a toda una comunidad.

Según los fiscales, Lee llegó a su residencia de Chrystie Street alrededor de las 4:20 a. m. del 13 de febrero y subió los seis tramos de escaleras que conducen a su apartamento sin ascensor. Nash supuestamente la siguió adentro justo cuando la puerta principal se estaba cerrando.

Assamad Nash es escoltado fuera de la comisaría del distrito 5 el 14 de febrero de 2022 después de haber sido acusado del asesinato violento de una mujer de Chinatown el día anterior. Foto de Dean Moses

El motivo de las acciones de Nash sigue bajo investigación; la oficina del fiscal de distrito de Manhattan está examinando si Nash supuestamente atacó a Lee en función de su raza. Por ahora, también fue fichado por dos cargos de robo en primer grado, uno de los cuales se describió como “motivado sexualmente”.

Justo cuando Lee entró en su apartamento, dijeron las autoridades, Nash supuestamente entró a empujones y cerró la puerta detrás de ella. Los vecinos informaron haber escuchado gritos provenientes del apartamento de Lee, lo que los llevó a llamar al 911.

Los oficiales del 5. ° Recinto llegaron momentos después a la puerta del apartamento, pero no pudieron entrar. Los fiscales dijeron que podían escuchar a Lee gritando y pidiendo ayuda desde el otro lado, cuando de repente todo quedó en silencio. Segundos después, según los fiscales, Nash supuestamente imitó la voz de Lee y afirmó que todo estaba bien. Posteriormente, intentó salir del apartamento por la escalera de incendios, solo para volver a entrar después de ver a un oficial esperando en el techo del edificio. El oficial observó que Nash supuestamente sostenía un objeto, que luego se determinó era un cuchillo, en su mano.

Aproximadamente a las 5:40 a. m. del domingo por la mañana, los miembros de la Unidad de Servicios de Emergencia de la policía de Nueva York finalmente lograron acceder al apartamento de Lee. Encontraron a Nash escondido debajo de una cama y lo detuvieron; tenía una herida de arma blanca en el torso y cortes en las manos y los hombros, según los fiscales.

Dentro del baño, los oficiales encontraron a Lee, desnuda de cintura para arriba y cubierta de sangre, habiendo sido apuñalada más de 40 veces en el torso. Posteriormente, las unidades de EMS la declararon muerta en la escena.

Nash vestía una camisa aparentemente manchada de sangre cuando lo escoltaron esposado desde la 5ta comisaría el 14 de febrero. Negó verbalmente haber actuado mal ante la multitud de fotógrafos y reporteros que cubrían su paseo criminal.

El juez Weiner ordenó a Nash que regresara a la corte el 18 de febrero. Si es declarado culpable del cargo de asesinato en primer grado, Nash enfrenta una sentencia máxima de cadena perpetua sin libertad condicional.

 

Notas relacionadas: Baja moral después de que siete policías de NY han sido baleados en lo que va del año

 

Más de Alrededor de Nueva York