Cámara de Comercio de Mujeres de NY apoya a dueñas de negocios Latinas, incluyendo a mujeres indocumentadas

Las latinas han abandonado la fuerza laboral a tasas más altas que cualquier otro grupo demográfico y han tenido algunas de las tasas de desempleo más altas durante la pandemia, según un reciente informe de la Iniciativa de Política y Pólizas Latinas de UCLA, un grupo de expertos centrado en los latinos.

Antes de la pandemia, se proyectaba que las latinas aumentarían su número en la fuerza laboral en casi un 26% de 2019 a 2029, una tasa más alta que cualquier otro grupo, ahora, no está claro si esa proyección cambiará ni cómo.

Quenia Abreu, presidenta y fundadora de la Cámara de Comercio de Mujeres de Nueva York, una organización de membresía dedicada a ayudar a las mujeres a lograr el éxito y la independencia económica a través de los negocios propios y el trabajo independiente, habló con nuestra publicación sobre la importancia de abrir las puertas a las mujeres empresariales latinas.

“Sabemos que las mujeres, especialmente las mujeres de color han sido desproporcionadamente afectadas por la pandemia laboralmente”, dijo Abreu. “Además de que el Covid-19 ha apegado mayormente a comunidades vulnerables y mujeres hispanas, muchas han tenido que abandonar sus empleos para atender a hijos pequeños”.

Abreu explicó que, con la pandemia, también se ha puesto en evidencia la fuerte necesidad de información de las emprendedoras latinas, quienes a veces no tienen a donde acudir para más detalles en su idioma.

“Nosotras nos convertimos en un centro de información y ayuda esencial especialmente para mujeres inmigrantes, algunas indocumentadas”, aseguró Abreau.

Parte de este apoyo se dio con los fondos de ayuda para los pequeños negocios, especialmente para los negocios de minorías, ya que, según Abreu, no estaba llegando la información a las mujeres emprendedoras hispanas, dueñas de pequeños negocios latinos.

Quenia Abreu, presidenta y fundadora de la Cámara de Comercio de Mujeres de Nueva York. Foto de Niurka Vidal

Para afrontar este problema, la Cámara de Comercio de Mujeres de Nueva York se asoció con LISC NYC para ayudar a estas empresas a recibir la financiación y el apoyo que no habían obtenido.

Debido a que el idioma principal del 90% de los propietarios de negocios latinos es el español, completar las solicitudes de subvenciones en inglés presentaba un gran reto, hasta que la Cámara comenzó a trabajar con LISC NYC para traducir las solicitudes e identificar las subvenciones que se podían solicitar. A través de la asociación, se proporcionaron subvenciones de ayuda para pequeñas empresas de $10,000 a varios salones de belleza propiedad de latinas indocumentadas.

“Una de las cosas que hicimos fue pedir a LISC que tradujera la aplicación al español y pudimos contactar a los negocios con los que ya estábamos trabajando para llevarles la información, pero también ayudándolas a completar las aplicaciones. También dándoles servicio técnico y entrenamiento empresarial, para que pudieran mantener su negocio abierto y pudieran seguir y crecer”, explicó Abreu.

Actualmente, están apoyando con la aplicación para los $800 millones en asistencia a través del Programa de subvenciones para la recuperación de pequeñas empresas para ayudarlas a recuperarse del impacto económico de la pandemia. Las solicitudes en línea están disponibles desde el 10 de junio de 2021.

Si bien la cámara maneja una membresía, Abreu asegura que los servicios están abiertos para todos.

“Nosotros somos una organización también contratada por el Departamento de Pequeño Negocios y por el Estado, es decir que los servicios están abiertos para todos, de cualquier parte de la ciudad” aseguró.

La Cámara de Comercio de Mujeres de Nueva York nació como una organización dedicada a ayudar a la mujer emprendedora y empresaria a hacer eventos de ‘networking’ para conectarse.

“Somos la primera cámara de mujeres empresarias que se forma aquí en la ciudad y el estado de Nueva York”, dijo. “Se ha expandido para incluir servicios de emprendimiento, servicios de ayuda para la mujer que quiera empezar o tenga ya un negocio y necesite ayuda. Es una organización con la visión de empoderar a la mujer económicamente a través de los negocios”.

Abreau finalizó haciendo un llamado a las mujeres latinas a que se informen y pidan ayuda.

“A nuestros pequeños negocios de mujeres empresarias, que se comuniquen, que traten de buscar la información. Llámenos, la mayoría del equipo es bilingüe”.

Mas información en www.nywcc.org.

 

Notas relacionadas: Presidente de Queens inauguró Centro de Bienvenida para Inmigrantes

 

Más de Alrededor de Nueva York