Califican de “abuso infantil” la retención de menores en NY que fueron separados de sus familias

Califican de “abuso infantil” la retención de menores en Nueva York que fueron separados de sus familias
El presidente de El Bronx, Rubén Díaz, el clero, funcionarios electos y miembros de la comunidad, unieron sus brazos en oración para pedir que los niños retenidos en Nueva York sean devueltos a sus padres lo antes posible.

 

Aunque el presidente firmó una orden ejecutiva para revertir su política de separación de familias y así evitar que más niños sean arrancados de sus padres, las protestas continúan para exigir el regreso con sus progenitores, de los menores removidos.

Se estima que más de dos mil niños han sido separados de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México debido a la ‘Ley de Tolerancia Cero’.

Según los informes, alrededor de 700 niños han sido alojados en el estado de Nueva York. Hecho que ha causado indignación entre la comunidad, oficiales electos, políticos locales y líderes comunitarios.

Solo en los pasados días, se han llevado a cabo protestas y vigilias en diferentes áreas de la ciudad y Long Island para exigir que los pequeños sean inmediatamente devueltos a sus padres.

«Lo que hemos visto en los últimos días es nada menos que abuso infantil de parte del gobierno,» dijo el presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz Jr., quien junto con funcionarios electos y líderes religiosos de toda la ciudad de Nueva York, se reunieron para una vigilia de oración y manifestación frente al Edificio del Condado de El Bronx para exigir que los niños inmigrantes capturados en la frontera sur del país, sean devueltos inmediatamente a sus padres.

«Soy padre de dos niños, y sé que muchos de ustedes también tienen hijos. Imagínense el miedo que se apodera de usted si pierde a su hijo en el parque o en el supermercado por un par de minutos. Ahora imagínense cómo reaccionarían si su hijo fuera arrancado de sus brazos. Comprenden exactamente por lo que están pasando estos padres y las heridas que se han creado en estas familias».

En la vigilia, el presidente Díaz, el clero, los funcionarios electos y los miembros de la comunidad unieron sus brazos en oración y cantaron «We Shall Overcome» (Juntos venceremos), por la seguridad de los niños y que sean devueltos lo antes posible.

A la vigilia también se unieron el congresista Joe Crowley (D-Queens, Bronx), presidente del Caucus Demócrata de la Cámara, junto a la defensora pública de Nueva York Leticia James (D-NY).

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>