“Pasé de gritar insultos a indocumentados a ser un activista”