Bus de ‘La Libertad’ lucha por el TPS en Long Island y Brooklyn

Bus de 'La Libertad' lucha por el TPS en Long Island y Brooklyn
Bus de 'La Libertad' lucha por el TPS en Long Island y Brooklyn. (Foto: @TPS_Alliance)

Siguiendo su ruta por la justicia, el autobús llamado «La Libertad» recorrió el fin de semana Long Island y Brooklyn, en Nueva York, para abogar por los miles de inmigrantes portadores del Estatus de Protección Temporal (TPS) quienes desde hace muchos años viven, trabajan, pagan impuestos y contribuyen en los Estados Unidos.

Con esta gran movilización, la comunidad «Tepesiana» busca generar conciencia para conseguir una solución definitiva a su situación migratoria y obtener la residencia permanente para quedarse en EE.UU. sin caer en la peligrosa deportación impulsada por la política antiinmigrante del gobierno de Donald Trump.

Esta esperanza de poder mantener a sus familias unidas en territorio estadounidense se acrecienta mucho más en los beneficiarios del TPS tras el triunfo del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales 2020, cuya campaña rumbo a la Casa Blanca fue apoyada enfáticamente por los «Tepesianos», motivando a la gente en distintas ciudades, en particular a los hispanos, a salir a votar en los recientes comicios.

 

Abajo el odio, Arriba las familias

 

El sábado 7 de noviembre, «La Libertad» llevó su voz de lucha a la terminal de buses de Hempstead, en el condado de Nassau, donde los inmigrantes con TPS manifestaron su ilusión por el nuevo camino que tendrá el país con la próxima Administración Biden (desde el 20 de enero del 2021). «Abajo el odio, arriba las familias» fue una de las arengas más expresadas en la conferencia de prensa.

En este evento organizado por la Alianza Nacional TPS, Comité TPS de Hempstead, Centro de Derechos Laborales, Carecen y la Organización Nacional de Trabajadores, los «Tepesianos» presentes reafirmaron su voluntad de seguir trabajando duro para recordar que ellos se han ganado a pulso el derecho de tener la «Green Card», algo que según indican sólo se logrará con apoyo bipartidista en el Congreso.

«Si fuimos capaces de reunir a los ciudadanos estadounidenses para que salieran y voten contra el odio, más que nunca, debemos unir a nuestra comunidad para luchar por una residencia permanente ahora», exclamó Lorena Zepeda, una portadora del TPS, que lleva más de 20 años viviendo y trabajando en EE.UU.

«He vivido aquí muchos años y no es justo que ahora nos quitaran el TPS. He trabajado duro, pagando mis taxes, para sacar a mi familia adelante,” enfatizó Zepeda que viaja en el bus «La Libertad» acompañada de su menor hijo que es ciudadano estadounidense.

«Nosotros tenemos la voz y tenemos que usarla para representar a nuestros padres y a la comunidad», señaló por su parte Marilyn Galdames, una joven hispana nacida en EE.UU., quien tiene a su padre como beneficiario del TPS, motivo por el cual ella se suma con fe a la lucha por la Residencia permanente.

A su turno, Ángel Reyes, portador de DACA y coordinador en Long Island del Ministerio del Inmigrante Rural, una organización defensora de los trabajadores del campo, remarcó. «Nosotros tenemos que actuar para hacer que los políticos y presidentes puedan cumplir sus promesas, tenemos que organizarnos, que nos unamos y levantemos nuestra voz, que tengamos acciones como éste bus, que sigamos creciendo con los comités del TPS de Glen Cove, de Brentwood, de Hempstead … Tenemos que seguir y de esta manera el presidente -sea quien sea- va hacer algo por nuestra comunidad, porque nuestras familias, hijos y padres valen la pena».

 

 

Mensaje al senador Schumer

 

Posteriormente, el domingo 8 de noviembre, el autobús de la justicia llegó al condado neoyorquino de Brooklyn para seguir abogando por el TPS, en una campaña incesante que busca reinstaurar el programa terminado por Trump y que los «Tepesianos» dejen de sufrir al borde de la deportación y consigan la ansiada residencia permanente.

En emotiva conferencia de prensa los inmigrantes contaron sus casos de superación en EE.UU. y su preocupación de perder todo lo conseguido hasta ahora. En el evento participaron organizaciones como la Alianza Nacional TPS, Mujeres Haitianas para los Refugiados Haitianos, Adhikaar, y las comunidades hispanas y africanas del sector.

«Es posible que hayamos expulsado a Trump de la oficina, pero eso no significa que todo vaya a mejorar mágicamente. Tenemos que trabajar por ello, ahora es el momento de organizarnos y seguir uniendo a nuestra comunidad, así es como podemos lograr una residencia permanente para nuestras familias» comentó Kevin Palma, hijo de salvadoreños con TPS.

Luego de la reunión, los «Tepesianos» visitaron la residencia del senador Chuck Schumer en Brooklyn para dejarle un mensaje de fuerza y ​​unidad después de la elección de Joe Biden como el 46vo. presidente de Estados Unidos.

Asimismo, le recordaron que los inmigrantes con TPS promovieron el voto a favor del candidato ganador demócrata y de convertirse Schumer en el nuevo líder de la mayoría en el Senado, la comunidad «Tepesiana» espera un cambio, no solo una mera extensión del TPS sino que quieren una residencia permanente para todos dentro de los primeros 100 días de la nueva Administración Biden.

 

 

Gira en medio del COVID-19

 

El autobús «La Libertad» inició su gira nacional el 21 de septiembre desde Los Ángeles (California) y tras recorrer varios estados como Oregón, Nebraska, Utah, Iowa, Wisconsin, Atlanta, Florida, Carolina del Norte, Massachussets y Connecticut, llegó hasta Nueva York (Long Island y Brooklyn).

El propósito del recorrido, que termina el viernes en Washington DC, es recabar apoyo para los inmigrantes que se benefician del TPS, un programa federal que la Administración de Trump ha terminado afectando a más de 450 mil familias.

El amparo migratorio del TPS ha permitido a extranjeros que estaban en Estados Unidos, provenientes de determinados países con condiciones extraordinarias, como guerras o conflictos armados o desastres naturales, que puedan vivir y trabajar legalmente sin temor a la deportación.

Con 54 paradas en 8 semanas, y siguiendo todos los protocolos de salud debido a la pandemia del coronavirus, los pasajeros de “La Libertad” viajan por todo el país acompañados por titulares de TPS, sus amigos y aliados quienes participan en caravanas de vehículos, talleres, conferencias de prensa y varios otros eventos enfocados en construir solidaridad, elevar las demandas de los «Tepesianos», educar a la comunidad sobre el COVID-19 y hacer que los ciudadanos estadounidenses votaran en las elecciones.

El bus «La Libertad» partió luego de que se conociera la decisión de la Corte de Apelaciones del 9no. Circuito sobre las demandas Ramos v. Nielsen, que revirtió una decisión de 2018 emitida por un juez federal y que bloqueó la suspensión del TPS para los beneficiarios de El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

El Salvador fue incluido en este programa en 2001, Nicaragua en 1999, Sudán en 1997 y Haití en el año 2010. A estos países hay que sumar, entre otros, a Honduras. La mayoría de los portadores del TPS, tal como lo ordena el gobierno actual, tienen hasta el 5 de marzo del 2021 para comenzar la repatriación a sus países de origen, con la excepción de los salvadoreños que tienen hasta noviembre del 2021.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>