Bibliotecas Públicas proporcionarán acceso a Internet para ayudar a un conteo justo del censo

La ciudad invertirá $ 1.4 millones en una campaña de divulgación y participación en el censo a través de las bibliotecas de los cinco condados.

El Ayuntamiento espera que la Bibliotecas Públicas desempeñen un papel fundamental para realizar un conteo adecuado durante el Censo 2020.

El alcalde Bill de Blasio anunció una inversión de $ 1.4 millones para la primera campaña de difusión y participación en el censo de la ciudad con la colaboración de las bibliotecas públicas de Queens, Nueva York y Brooklyn.

«La ciudad de Nueva York ha sido la primera en resistir la administración de Trump y garantizar que todos los neoyorquinos sean considerados en el censo es fundamental para nuestra lucha», dijo de Blasio. “No podemos permitir que el gobierno federal silencie nuestra diversidad de voces. Nuestra sociedad con el sistema de Bibliotecas Públicas ayudará a los neoyorquinos a ser contados”.

La inversión financiará el acceso a Internet, capacitación y traducción, soporte operativo, mercadeo y personal para asegurar que todos los neoyorquinos participen. El censo ayudará a determinar el destino de más de $ 650 mil millones en fondos federales, además de la designación de escaños en la Cámara de Representantes, lo cual es muy significativo ya que las estimaciones actuales de cambio de población indican que el Estado de Nueva York podría perder escaños en el Congreso después del Censo del 2020.

«La ciudad de Nueva York ha reconocido que las bibliotecas públicas son las instituciones más confiables, abiertas y democráticas», dijo el presidente y director ejecutivo de la Biblioteca Pública de Queens, Dennis M. Walcott. “Un conteo completo es una cuestión de equidad e inclusión, sin embargo, muchas personas se sienten inseguras y marginadas, especialmente en nuestras comunidades inmigrantes. Sirviendo al lugar más diverso del país con sucursales en los distritos censales más difíciles de contar, la Biblioteca Pública de Queens está lista para asegurarse de que todos estén representados sin importar quiénes son o de dónde vienen, y esperamos trabajar con la ciudad y nuestros socios comunitarios para que esto suceda».

La financiación de las bibliotecas para llevar a cabo el censo y proporcionar acceso a Internet será un elemento crítico de la campaña del Censo 2020 de Nueva York para combatir el miedo y la desinformación a consecuencia de la pregunta de ciudadanía que ya fue anulada, así como para cerrar la brecha que ha dejado a cientos de miles de neoyorquinos sin acceso regular y confiable a internet.

La asociación entre el censo 2020 de la ciudad de Nueva York y las bibliotecas permitirá a las bibliotecas expandirse y aprovechar sus capacidades para ayudar a los neoyorquinos a completar el formulario del censo, el cual estará en línea por primera vez.

«Nuestro trabajo es considerar a todos los neoyorquinos en el censo del próximo año, y solo podremos hacer nuestro trabajo al asociarnos con las bibliotecas, que sirven como las voces más confiables en las comunidades de la ciudad», dijo Julie Menin, directora del Censo 2020 de NYC. “Con esta inversión, combatiremos el miedo y la desinformación sobre el censo creado por la administración Trump, y también cerraremos la brecha digital que podría crear barreras para que los neoyorquinos sean contados en el censo del próximo año, sin importar dónde viven o qué idioma hablan».

El financiamiento para las bibliotecas es una de las piedras angulares de la histórica inversión de $ 40 millones de la ciudad para difusión, organización y conciencia pública del censo, que incluye un programa de subsidios basados en la comunidad, una operación de campo, así como una campaña de medios y marketing innovadora, robusta, y multilingüe.

-Traducción de Raquel Romero

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>