Autoridades de Nassau y Suffolk respaldan decisión del Supremo a favor de DACA y Soñadores

Autoridades de Nassau y Suffolk respaldan decisión del Supremo a favor de DACA y Soñadores
Ejecutiva del condado de Nassau, Laura Curran y Ejecutivo del condado de Suffolk, Steve Bellone.

Las máximas autoridades políticas de Long Island, en Nueva York, respaldaron la decisión que tomó este jueves la Corte Suprema de los EstadosUnidos al votar (5-4) a favor de mantener la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), un programa que beneficia a miles de jóvenes indocumentados reconocidos como “Soñadores”.

Esta votación histórica en Washington, también representa un duro golpe a la Administración Trump que busca a toda costa eliminar DACA, siguiendo curso a su política divisiva antiinmigrante. Para el Tribunal Supremo este intento de poner fin a DACA es una violación a la ley federal.

«Elogio la decisión de la Corte Suprema, que brindará tranquilidad a los destinatarios de DACA y seguridad a las empresas que los contrataron, capacitaron e invirtieron en ellos», declaró mediante comunicado de prensa la Ejecutiva del condado de Nassau, Laura Curran.

«Los beneficiarios de DACA son personas trabajadoras que contribuyen a nuestras comunidades, pagan impuestos y, en muchos casos, sirven en nuestras fuerzas armadas», agregó.

Por su parte, el Ejecutivo del condado de Suffolk, Steve Bellone, se encolumnó con la opinión de Curran, afirmando en su cuenta de Twitter, que «Por segunda vez esta semana, la Corte Suprema de Estados Unidos ha logrado una victoria rotunda que solidifica a EE.UU. como un país que valora las oportunidades y la igualdad para todos».

«La decisión de DACA de hoy brinda alivio a todos los Dreamers que han hecho de Estados Unidos su hogar y envía un poderoso mensaje de que somos una nación acogedora para los inmigrantes de todo el mundo», añadió.

El programa DACA, implementado en el año 2012 por el entonces presidente Barack Obama, ofrece protección temporal de la deportación a más de 650,000 jóvenes que entraron al país antes de los 16 años y reciben una autorización de empleo renovable cada 24 meses.

«Me alegra que estos jóvenes ahora puedan seguir viviendo, trabajando y contribuyendo al único país al que han llamado hogar la mayor parte de sus vidas», remacó Curran.

A su vez, Bellone puntualizó, «Ahora es el momento de que Washington defienda los ideales en los que se fundó este país …  Nuestros miembros del Congreso no solo deberían hacer que este programa sea permanente, sino también proporcionar un camino hacia la ciudadanía para permitir que millones de personas trabajadoras cumplan el Sueño Americano».

 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>