Aumentan beneficios económicos de beneficiarios de DACA

Editorial

Según el mayor y más reciente estudio hasta la fecha, las ganancias económicas y educativas de las personas beneficiarias de la Acción Diferida para los Llegados en la Niñez (DACA) siguen creciendo.

La encuesta nacional, publicada por Tom K. Wong, profesor de la Universidad de California en San Diego; el Centro para el Progreso Americano; el Centro Nacional de Derecho de Inmigración (NILC); y United We Dream (UWD) descubre que incluso en un momento en que el futuro de DACA es incierto, sus receptores continúan haciendo contribuciones positivas y significativas a la economía de Estados Unidos, ganando salarios más altos, comprando coches y casas, y comenzando negocios, beneficiando a toda la nación.

“La evidencia disponible no podría ser más clara: DACA impacta positivamente las vidas de los destinatarios, sus familias y la economía estadounidense en términos más amplios”, dijo Wong, coautor del informe.

Como muestran los datos, el 97 por ciento de los beneficiarios de DACA están actualmente en la escuela o están trabajando. Ellos han podido seguir oportunidades educativas que antes no podían y también han sido capaces de moverse a empleos que mejor encajan en su educación y capacitación.

Como resultado, la economía estadounidense tiene una fuerza laboral más preparada y competitiva. DACA ha dado una idea del potencial de estos jóvenes y sus contribuciones siguen creciendo. Una decisión de terminar con DACA ahora sería un error.

Los aspectos más destacados de los hallazgos de la encuesta incluyen:

– La autorización de trabajo es fundamental para ayudar a los beneficiarios de DACA a participar plenamente en la fuerza laboral. Después de recibir DACA, el 69 % de los encuestados reportó moverse a un trabajo con mejor salario; 54 % se trasladó a un trabajo que mejor encaje su educación y capacitación; 54 % se trasladó a un trabajo que mejor encajan sus metas de carrera a largo plazo; y el 56 % se trasladó a un trabajo con mejores condiciones.

– Los receptores de DACA superan a la población en general en términos de creación de empresas, con el 5 % de los encuestados que comienzan su propio negocio después de recibir DACA y el 8 % entre los encuestados de 25 años o más. Entre el público estadounidense, la tasa de empresas iniciales es del 3,1 %.

– DACA tiene un efecto positivo y significativo en los salarios, que son importantes no sólo para los receptores y sus familias, sino también para los ingresos fiscales y el crecimiento económico a nivel local, estatal y federal. El salario por hora de los encuestados aumentó en un 69 % desde que recibió DACA, de $ 10.29 por hora a $ 17.46 por hora (84 % entre los encuestados de 25 años o más).

– El poder adquisitivo de los receptores de DACA continúa aumentando. Casi dos tercios de los encuestados (65 %) informaron haber comprado su primer coche, lo cual es importante no sólo en términos de ingresos del estado sino también en cuanto a los beneficios de seguridad de tener más conductores licenciados y asegurados en las carreteras. Además, la encuesta encontró que el 16 % compró su primer hogar después de recibir DACA.

– 45 % de los encuestados están actualmente en la escuela, con el 72 por ciento que persigue un grado de bachiller o más alto. Debido a DACA, 94 % de los encuestados actualmente en la escuela dijeron que perseguían oportunidades educativas que antes no podían.

Más de Alrededor de Nueva York