Asesino serial admite haber matado a 5 mujeres en el condado de Nassau

Asesino serial admite haber matado a 5 mujeres en el condado de Nassau
El jefe de la oficina de homicidios, Jared Rosenblatt, la fiscal de distrito del condado de Nassau, Anne Donnelly, y el capitán detective de la brigada de homicidios de NCPD, Stephen Fitzpatrick. Foto: Briana Bonfiglio

Por: Briana Bonfiglio
LongIslandPress.com

Una sala del tribunal repleta en Mineola observó y escuchó cómo Richard Cottingham, de 76 años, apodado «Torso Killer» («Asesino del torso»), admitió haber matado a 5 mujeres en el condado de Nassau en los años 60 y 70.

En una aparición virtual desde el Centro Correccional de Southwood en Nueva Jersey, donde cumple condena en prisión por otros asesinatos, Cottingham se declaró culpable de matar a Diane Cusick, de 23 años, en 1968 en el Green Acres Mall, un caso sin resolver que los nuevos procedimientos de ADN habían rastreado a Cottingham a principios de este año.

«Dominó, agredió y asesinó brutalmente [a estas cinco mujeres jóvenes] para satisfacer sus cobardes deseos», dijo la fiscal de distrito Anne Donnelly. «Afortunadamente, pasará el resto de su vida en prisión, donde pertenece».

Cottingham recibió una sentencia de 25 años a cadena perpetua junto con sus sentencias actuales por asesinatos en Nueva York y Nueva Jersey. El experto en asesinos en serie Peter Vronsky dice que Cottingham ahora tiene 17 víctimas conocidas.

Además de declararse culpable del asesinato de Diane Cusick, Cottingham confesó haber matado a otras 4 mujeres en el condado de Nassau a principios de la década de 1970: Mary Beth Heinz, Laverne Moye, Sheila Heiman y Maria Emerita Rosada Nieves. Las familias de cuatro de las cinco mujeres llenaron la sala del tribunal.

 

Asesino serial admite haber matado a 5 mujeres en el condado de Nassau
John Moye sostiene una foto de su madre, Laverne Moye, quien fue asesinada por Richard Cottingham en 1972. Foto: Briana Bonfiglio

 

«Puso nuestras vidas patas arriba», dijo Jim Martin, hermano de Diane Cusick, quien describió sus recuerdos de la angustia de sus padres tras la muerte de su hermana. «Mi mamá y mi papá perdieron a su hija… Estranguló la vida de mi hermosa hermana como si nada».

Martin luego agregó, dirigiéndose a Cottingham: «Solo desearía que mi hermano y yo te hubiéramos destrozado». Tanto Martin como Darlene Altman, la hija de Diane Cusick, subieron al estrado para expresar el dolor de perder a su ser querido y buscar durante casi 55 años al asesino.

«[Mi madre] fue amada por todos los que la conocieron», dijo Altman. «Al menos eso es lo que me dijeron: tenía 3 años y no tengo recuerdos de ella. Mis abuelos la encontraron en ese auto esa terrible noche y nunca volvieron a ser los mismos».

Cuando el juez Caryn Fink le preguntó si quería dirigirse a la sala del tribunal, Cottingham simplemente dijo: «No».

«Esto demuestra lo cobarde que realmente es», dijo Donnelly en una conferencia de prensa que siguió al procedimiento judicial.

John Moye, hijo de Laverne Moye; Jeanne Heinz, hermana de Mary Beth Heinz; y Randi Childs, la hija de Sheila Heiman, expresaron su gratitud por los detectives de homicidios del Departamento de Policía del condado de Nassau que redujeron una lista de posibles víctimas de asesinato de Cottingham en Nassau al entrevistar extensamente a Cottingham para obtener las confesiones.

«Llevamos décadas viviendo sin la esperanza de descubrir quién asesinó a nuestra madre. No podemos agradecerles lo suficiente», dijo Childs.

Los cuerpos de Heinz y Moye fueron encontrados arrojados sobre un puente en Peninsula Boulevard en Rockville Centre en 1972, mientras que Heinman fue encontrada muerta a golpes en su casa de North Woodmere en 1973. Nieves, cuya familia la policía de Nassau no pudo ubicar para contactar, fue encontrado en Ocean Parkway cerca de Jones Beach en 1973.

– Esta historia se publicó primero en LongIslandPress.com

 

 

Más de Alrededor de Nueva York