Asambleísta Solages: ‘Estamos traumatizados por los continuos casos de violencia armada’

Asambleísta Solages: 'Estamos traumatizados por los continuos casos de violencia armada'
Asambleísta estatal Michaelle Solages exige una acción federal inmediata para solucionar la epidemia de tiroteos que aterroriza a Estados Unidos. (Foto: YouTube)

Estados Unidos llora las muertes de víctimas inocentes de la violencia armada que sacude al país, un cáncer social que ahora nos alcanzó directamente aquí en Long Island. En respuesta al reciente tirador activo que mató a una persona e hirió a dos en un supermercado de West Hempstead, NY, la asambleísta estatal Michaelle Solages, presidenta del Caucus Legislativo Negro, Puertorriqueño, Hispano y Asiático, exige una acción federal inmediata para solucionar esta problemática que deja mucha sangre regada.

«El último caso de violencia con armas de fuego del martes llega cerca de casa. Me desanima descubrir que la víctima es un residente del distrito que represento en la Asamblea del Estado. Perdimos a un miembro valioso de nuestra comunidad. Me uno a su familia y amigos en el duelo por este querido miembro de la comunidad», dijo Solages mediante comunicado.

Como se reporta, en la mañana del 20 de abril, Gabriel DeWitt Wilson (de 31 años) mató a tiros a una persona y dejó heridos a dos personas más en una balacera en una tienda Stop & Shop de 50 Cherry Valley Avenue. Luego, el presunto pistolero se escapó armado y finalmente pudo ser capturado en horas de la tarde por la policía del condado de Nassau (NCPD), tras un operativo dentro de un edificio en Hempstead.

Al respecto, la asambleísta Solages llama a una respuesta al más alto nivel, de parte de la Administración del presidente Joe Biden para frenar la ola creciente de violencia armada. «Estamos continuamente traumatizados por los continuos casos de violencia armada y tiroteos masivos en toda nuestra nación. Los pensamientos y las oraciones no son suficientes para las familias y las víctimas. Esta situación exige una acción federal inmediata. No podemos esperar más».

 

 

Valoran respuesta del NCPD

 

Por su parte, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, también se pronunció sobre el tiroteo en Long Island. «Estamos monitoreando de cerca la situación actual en West Hempstead, donde varias personas han recibido disparos y al menos una persona ha muerto, en una tienda de comestibles», dijo al conocerse la noticia de la fatal balacera.

«Se ha ordenado a la Policía del Estado de Nueva York que ayude a las autoridades locales en la búsqueda del perpetrador, y mi equipo y yo estamos en contacto constante con los socorristas en el terreno. Estoy orando por las víctimas y mi corazón se rompe por sus familias y seres queridos», indicaba el gobernador.

Al sentimiento de impotencia y desconsuelo por un nuevo tiroteo se unió el supervisor del Town de Hempstead, Don Clavin, quien manifestó, «Realmente tengo el corazón roto por el tiroteo fatal en el West Hempstead Stop & Shop. Expreso mis más profundas condolencias a las familias de las víctimas. Mis pensamientos también están con todos los trabajadores esenciales dedicados de la tienda, que han estado atendiendo a nuestros residentes durante toda la pandemia, y a todos aquellos afectados por el incidente».

Asimismo, Clavin valoró los esfuerzos del NCPD para ubicar al pistolero y apresarlo para poder llevarlo ante la justicia. «Agradecemos al Departamento de Policía del Condado de Nassau, y a todos los miembros de las fuerzas de seguridad y los primeros auxilios involucrados en la investigación, respuesta y la aprehensión del sospechoso en este caso», remarcó.

 

 

Paren las balas

 

Este hecho de violencia armada en Long Island sucede cuando hace unos días el presidente de Estados Unidos llamó a parar los contínuas balaceras en el país, advirtiendo que tomará medidas contra las armas fantasma no registradas y no reguladas.

En este sentido, la senadora del estado de Nueva York, Anna Kaplan (D-North Hills), declaró que “durante los últimos 4 años, el gobierno federal ha hecho la vista gorda ante la rabiosa epidemia de violencia armada que sin sentido se cobra miles de vidas estadounidenses cada año, por lo que me emociona saber que el presidente Biden tomará medidas ejecutivas para finalmente abordar el problema de las armas fantasma no registradas y no reguladas que habitualmente caen en manos de personas que nunca podrían pasar una verificación de antecedentes legales».

Para Kaplan esta acción ejecutiva es el primer paso para abordar la crisis y parar las balas en nuestros vecindarios, pero según afirma aún se necesita promulgar una legislación permanente para codificar estas regulaciones en la ley.

«Aquí en Nueva York, el Senado estatal ya ha tomado medidas al aprobar mi proyecto, la Ley de receptores inacabados Scott J. Beigel, y el proyecto de ley del senador Brad Hoylman, la Ley de armas de fuego no rastreables Jose Webster, que en conjunto se convertirían en las protecciones más sólidas de la nación contra las armas fantasma y armas de fuego caseras no reguladas. Es hora de que la Asamblea Estatal dé un paso adelante y apruebe estas reformas de sentido común para proteger a nuestras comunidades».

 

 

Más de Alrededor de Nueva York