Asambleísta Ramos lucha por la justicia ambiental y protección para comunidades desfavorecidas

Asambleísta Ramos lucha por la justicia ambiental y protección para comunidades desfavorecidas
Vecinos y funcionarios locales se oponen a las operaciones de la estación de transferencia de desperdicios y residuos de Omni Recycling en Brentwood.

El asambleísta Phil Ramos (D-Brentwood) aprobó un proyecto de ley para promover la justicia ambiental y proteger a las comunidades desfavorecidas.

El funcionario hispano anunció la aprobación de legislación para mejorar las regulaciones impuestas a las instalaciones ambientales y requerirle al estado que provea información sobre si la ubicación de la instalación desproporcionadamente impondrá una carga en las comunidades desfavorecidas (A.2103-D).

El proyecto de ley fue previamente aprobado por el Senado, y se dirige a la oficina de la Gobernadora Hochul para que lo firme. El asambleísta Ramos ha estado trabajando incansablemente para sacar este proyecto de ley del comité hacia el pleno de la Asamblea.

«Por demasiado tiempo, las instalaciones ambientales han sido inequitativamente ubicadas en comunidades desfavorecidas y de minorías», dijo Ramos.

«Los vecindarios que represento han sido obligados a soportar el peso de los desechos peligrosos y de la contaminación que estas instalaciones emiten, arriesgando la salud de nuestras familias. Ya es hora de ponerle fin a esta injusticia y de respetar el derecho a un medioambiente limpio para todos los neoyorquinos. La aprobación de esta legislación ayuda a promover la imparcialidad e iguala las condiciones para asegurar que las poblaciones vulnerables sean protegidas».

Esta victoria llega después de que Omni Recycling, una de las compañías procesadoras de desperdicios más grandes en Long Island, propusiera la ampliación de la estación de transferencia de desperdicios de Brentwood.

El aumento de tráfico, y los miles de toneladas de escombros y de residuos sólidos que la instalación propuesta manejaría despertó preocupaciones de residentes, especialmente de aquellos que viven a lo largo de las vías del tren, donde la basura sería transportada.

Muchos temen que esto destruiría las carreteras locales, crearía ruidos y contaminación del aire, y posiblemente conllevaría a problemas ambientales y de salud a largo plazo. La Junta de Educación de Brentwood unánimemente rechazó la propuesta en noviembre del 2021 en respuesta a estas graves inquietudes.

Esta legislación tiene como objetivo prevenir la ubicación de instalaciones ambientales en comunidades desfavorecidas agobiadas injustamente. Se le requeriría al estado emitir una declaración sobre el impacto ambiental, con relación a si la ubicación de una instalación desproporcionadamente afectaría a una comunidad desfavorecida, de minorías o de carencias económicas.

Luego, al Departamento de Conservación Ambiental del estado (DEC, por sus siglas en inglés) se le prohibiría emitir un permiso si la ubicación de la instalación causa daños desproporcionados.

Ramos trabajó estrechamente con los auspiciadores de este proyecto de ley, el asambleísta J. Gary Pretlow y la senadora Andrea Stewart-Cousins, para modificar el proyecto de ley al añadir la suposición de que los vertederos, las estaciones de transferencia y cualquier otra instalación de desechos sólidos tienen un efecto adverso en las comunidades desfavorecidas.

La incorporación de este texto ayuda a asegurar que las instalaciones, tales como Omni Recycling, estén incluidas bajo esta legislación.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York