Asambleísta Ramos auspicia un ‘Dream Act’ que ofrece formación universitaria a ‘Soñadores’

Asambleísta Ramos auspicia un 'Dream Act' que ofrece formación universitaria a 'Soñadores'
«No permitirles ayuda con la matrícula es cruel y de poca visión» señala Phil Ramos en su apoyo a los «Dreamers».

El «Dream Act» (acrónimo para Development, Relief, and Education for Alien Minors Act), es la legislación federal propuesta que ayuda a los estudiantes que cumplen ciertos requisitos a realizar su sueño de estudiar y legalizar su estatus migratorio.

Actualmente muchos «Soñadores» -como se conoce a los jóvenes que fueron traídos a los Estados Unidos por sus padres, cuando eran niños- ven con poca claridad su futuro, al darse cuenta de la posición del actual presidente y la falta de apoyo por parte de miembros del Senado.

El pasado lunes 5 de febrero, en Albany, Nueva York, se presentó el «Dream Act» para que la educación no termine en la secundaria, sino que se complete con una formación universitaria. El asambleísta Phil Ramos, cuyo distrito incluye porciones del pueblo de Islip, Bay Shore, Brentwood, Central Islip e Islandia, en el condado de Suffolk en Long Island, es uno de los auspiciadores principales de este proyecto.

«Somos una comunidad que trabaja por el futuro propio y del país, por eso presionando a nuestros senadores a que tomen una acción afirmativa frente a este proyecto, ayudaría a encaminar un futuro más claro para nosotros y toda la comunidad», enfatiza Ramos recalcando en no sólo discutir sino también en actuar frente a estos temas de tanta importancia para todos.

El asambleísta Phil Ramos lucha para que la universidad esté al alcance de los jóvenes «Dreamers».

«Independientemente de la opinión de cada quien sobre los adultos que deciden entrar a nuestro país sin documentos, en búsqueda de una vida mejor para sus familias, los niños no participan en esta decisión. Este es el único hogar que conocen -son neoyorquinos-, y representan el coraje y el esfuerzo del trabajo que hacen a nuestro estado diferente».

«No podemos darles la espalda cuando se gradúan de la escuela secundaria. No permitirles el acceso a los mismos programas de ayuda con la matrícula que a sus compañeros es cruel y de poca visión hacia el futuro. Éstos niños tienen una función importante que desempeñar en el futuro de Nueva York y merecen tener todas las oportunidades para desarrollar todo su potencial».

Recientemente el asambleísta Phil Ramos se reunió con el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, para conseguir una respuesta pronta a este dilema que no afecta sólo a los beneficiados del proyecto sino a toda una comunidad.

Más de Alrededor de Nueva York

>