Tres presuntos miembros de la MS-13 acusados ​​de homicidio en Massapequa

Tres presuntos miembros de la MS-13 acusados ​​de homicidio

Los sospechos de asesinato son Laura Campos, Kevin Granados-Coreas y Carlos Portillo. Foto: NCDA

La fiscal de distrito del condado de Nassau Madeline Singas anunció que tres presuntos miembros de la pandilla MS-13 (Mara Salvatrucha) fueron acusados ​​por un gran jurado por el asesinato en enero de 2017 de Julio Espantzay-Gonzalez, de 18 años, ocurrido dentro del Massapequa Park Preserve.

Los tres inculpados fueron retenidos y deben regresar al tribunal el 12 de marzo. Si son declarados culpables, enfrentan de 25 años de prisión a cadena perpetua.

Carlos Portillo (alias Picachú), de 23 años, de Hempstead, fue procesado el pasado viernes ante el juez Howard Sturim y está acusado de homicidio en segundo grado (delito A-I).

Kevin Granados-Coreas (alias Lonely), de 19 años, de Hempstead, fue procesado el 14 de febrero ante el juez Sturim y está acusado de asesinato en segundo grado (delito grave A-1).

Por su parte, Laura Campos (alias Salvi), de 28 años, de Hempstead, también fue procesada el 14 ante Sturim y está acusada de homicidio en segundo grado (delito grave A-1).

“Estos acusados ​​supuestamente intentaron ascender en la jerarquía de la pandilla MS-13 al atraer a su víctima adolescente al bosque y asesinarlo brutalmente”, dijo la fiscal Singas.

“Nos comprometemos a responsabilizar a estos presuntos depredadores por este horrible crimen y continuaremos colaborando con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley en todos los niveles para poner fin al reino de terror de la MS-13”, agregó.

Cabe indicar que la víctima Espantzay-González fue brutalmente atacado el 28 de enero de 2017 con un machete y un disparo. Su cuerpo semienterrado fue descubierto el 23 de marzo de ese año dentro de la Reserva del Parque de Massapequa por un hombre que paseaba a su perro.

Los acusados ​​supuestamente actuaron juntos para atraer a Espantzay-González al parque con la promesa de sexo y drogas. Y ​supuestamente creyeron que la víctima era un miembro de la pandilla rival de la Calle 18 y lo mataron para ganar estatura en la MS-13.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *