Protestas, política y falsas promesas: Seis años de lucha contra albergues en Queens

La antigua fábrica en 78-16 Cooper Ave. en Glendale, donde la ciudad planea abrir un refugio para personas sin hogar, se muestra en proceso de renovación en esta foto de abril de 2019. (Foto: Robert Pozarycki / QNS)

Independientemente de las opiniones personales sobre la instalación de un albergue para personas sin hogar en Glendale, nadie involucrado en el debate puede acusar al alcalde Bill de Blasio de no cumplir con su palabra.

En marzo de 2017, de Blasio declaró que el área de la Junta Communitaria 5 en Queens (que abarca Ridgewood, Glendale, Maspeth y Middle Village) tendría un albergue para personas sin hogar en un futuro cercano. El albergue se construiría como parte de su plan “Cambiando el rumbo de las personas sin hogar”, una iniciativa destinada a revertir el incremento de las personas sin hogar de la ciudad.

Sus comentarios se produjeron después de años de disturbios entre el Ayuntamiento y los residentes de Glendale y Maspeth, que salieron a las calles y protestaron por la ubicación de personas sin hogar en albergues improvisados y permanentes.

“Volveremos a esa junta comunitaria para encontrar la mejor ubicación y crear un nuevo albergue”, dijo de Blasio durante una entrevista de radio de marzo de 2017. “Estamos felices de trabajar con funcionarios electos y líderes de la comunidad para determinar la mejor ubicación si la gente quiere trabajar productivamente con nosotros. De cualquier manera, esa junta comunitaria necesita tener un albergue. Doscientas cincuenta personas de esa junta comunitaria están en nuestro sistema de albergues. ¿Es justo para las demás comunidades que esas personas estén en otro lugar? No.”

Como resultado, en el área de la Junta 5 se instalarán dos albergues, confirmó el Departamento de Servicios para Personas sin Hogar (DHS, por sus siglas en inglés) a nuestra publicación hermana, QNS, el viernes. Planean abrir un albergue familiar en la calle Summerfield en Ridgewood, y una instalación para hombres en 78-16 de la Avenida Cooper en Glendale, algo que la agencia ha planeado durante años pese a la oposición de la comunidad.

Para los que han observado este vaivén de batallas en Glendale, parece obvio por qué tanta gente está enojada por esta última noticia.

No en su vecindario

La guerra de Glendale contra el albergue para personas sin hogar propuesto comenzó hace seis años, cuando el gobierno de Bloomberg estaba llegando a su fin y De Blasio estaba en camino a la victoria en las elecciones para la alcaldía de ese año.

En agosto de 2013, el DHS anunció su intención de tomar el lugar de la avenida Cooper, una fábrica vacante durante mucho tiempo, y transformarlo en un albergue para personas sin hogar para hasta 200 hombres.

Se llegó al acuerdo original entre el DHS, el propietario Michael Wilner y Samaritan Village, un operador de albergues sin fines de lucro. (Una firma del condado de Westchester llamada Westhab ha sido seleccionada para operar el albergue de la avenida Cooper bajo el nuevo plan anunciado el viernes).

Casi de inmediato, la comunidad entró en acción, empeñada en detener el plan. Junto con protestas, los residentes formaron la Coalición Glendale-Middle Village, un grupo destinado a iniciar acciones legales para frustrar la propuesta. Robert Holden, entonces presidente de la Asociación Cívica de Juniper Park (JPCA, por sus siglas en inglés) y ahora representante del Ayuntamiento de la zona, se encontraba entre los miembros del grupo.

El segundo frente de batalla

Casi tres años después de que se anunciara el plan Glendale, en agosto de 2016, se supo que el DHS tenía planes de convertir el hotel Holiday Inn Express de la calle 55th en Maspeth en un albergue. Eso provocó nuevas protestas en la comunidad que duraron varios meses.

También se difundió un rumor en las redes sociales y en un blog de que la entonces concejal Elizabeth Crowley había llegado a un acuerdo secreto con el DHS para desechar el plan de albergue de Glendale a favor de la propuesta de Maspeth. La ciudad y Crowley negaron vehementemente ese rumor; Crowley se opuso públicamente a ambos planes.

Mientras tanto, Holden y JPCA estuvieron en la lucha contra el refugio de Maspeth en el verano y el otoño de 2016, celebrando protestas nocturnas frente al hotel y una marcha por la comunidad.

Consecuencias políticas

La ira por el albergue de Maspeth tuvo repercusiones en las urnas; ese septiembre, la asambleísta titular por nueve períodos Margaret Markey perdió su escaño en la primaria demócrata ante el abogado Brian Barnwell.

A pesar de que ella había anunciado públicamente su oposición a la propuesta, Markey había sido criticada por la comunidad por no presentarse en las manifestaciones. En una reunión especial del 31 de agosto de 2016, de la Junta Comunitaria 5 en Maspeth, la multitud la abucheó rotundamente e interrumpió su dialogo.

Las consecuencias políticas de la guerra de los albergues también contribuyeron a la derrota de Crowley en su intento por un tercer mandato en el Ayuntamiento en 2017.

Después de desafiarla sin éxito en las primarias demócratas ese año, Holden continuó su campaña y, se aseguró la nominación del Partido Republicano. Terminó por derrotar a Crowley en las elecciones generales de noviembre, impulsado en gran parte por más de 8,000 votos republicanos.

Ahora el mayor oponente del albergue del área tenía un asiento oficial en el Ayuntamiento que representaba a las comunidades que luchaban contra ellos.

“Jugando con el Ayuntamiento”

Poco después de convertirse en el nuevo miembro del Concejo Municipal del área, Holden pareció anotar una victoria temprana. El DHS le informó que ya no tenía planes de proceder con el albergue Glendale. Al ver un mayor potencial para el sitio, Holden luego presentaría la ubicación al Departamento de Educación para una nueva escuela pública.

Pero menos de siete meses después, el DHS cambió de rumbo nuevamente y le dijo a Holden que una vez más estaban mirando el 78-16 de la Avenida Cooper como un albergue para personas sin hogar. El trabajo de construcción en el sitio, que había estado inactivo durante años, pronto comenzó, al igual que las protestas de las asociaciones cívicas locales y los residentes.

A medida que avanzaba la construcción y se agitaba el rumor, todavía no había nada oficial del DHS sobre el lugar de Glendale. En marzo de 2019, con la especulación en Glendale y Middle Village de que el albergue vendría, un portavoz de Holden le dijo a QNS que no había nada inminente en un futuro inmediato.

“Apoyamos a nuestros electores a que se unen en contra del dueño de la propiedad, que solo está preocupado por ganar dinero sin tener en cuenta a la comunidad”, dijo el portavoz en ese momento. “Pero en última instancia, no depende del dueño de la propiedad si un refugio va allí o no. Depende de la ciudad, y no existe contrato para un albergue presentado por la ciudad. El concejal continúa presionando para abrir una escuela en el lugar y se está comunicando regularmente con las agencias municipales correspondientes”.

Ahora que el DHS ha anunciado sus intenciones para Glendale y Ridgewood, Holden en una declaración del 23 de agosto dejó en claro que va a luchar en contra de la ciudad con uñas y dientes.

“Traté de luchar contra este albergue de la manera correcta, negociando con las agencias de la ciudad y presentando propuestas razonables, solo para que me quitaran el apoyo”, dijo sobre el plan Glendale. “Me dijeron innumerables veces que el DHS y la Autoridad de Construcción de Escuelas amaban mi plan de construir una nueva escuela en la avenida Cooper, y la aprobación del alcalde era todo lo que se necesitaba. Pero el alcalde me dijo recientemente que no sabía nada sobre el plan. Estoy harto de éste juego con el Ayuntamiento, así que ahora lucharé con mis vecinos a mi lado”.

-Traducción de Raquel Romero

 

Notas relacionadas: Dos adultos mayores de Queens agradecidos por comidas de organización benéfica 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *