Propuesta migratoria de Trump podría empeorar la crisis de salud de los latinos en NY

Foto cortesía de SOMOS

¿Sabías que muchos de los hospitales, incluso los ubicados en barrios latinos no cuentan con intérpretes capacitados, lo cual puede causar errores importantes en los diagnósticos de salud de los pacientes?

Esta revelación entre varias otras que afectan desproporcionadamente a los latinos, fue lo que arrojó una encuesta integral levantada en toda la Ciudad de Nueva York entre 600 pacientes latinos y 200 profesionales de la salud que atienden barrios con poblaciones latinas mayoritarias: ‘INVISIBLE: El Estado De Salud de los Latinos En La Ciudad De Nueva York’.

El nuevo estudio, pionero en su tipo, fue efectuado por SOMOS Community Care, una red de más de 2,000 proveedores de servicios médicos, sin fines de lucro y dirigida por médicos.

“Siempre ha habido estudios, pero nunca había sido un estudio hecho de abajo hacia arriba, donde los pacientes son los encuestados, y los médicos que atienden a esos pacientes, en esos barrios pobres de pacientes de Medicaid”, nos expresó el Dr. Ramón Tallaj presidente de SOMOS.

“10 por ciento de los médicos de El Bronx hablan español, mientras que 60% de los pacientes son hispanos, ‘¿Cómo se espera que se logre un buen servicio de salud cuando ya hay una barrera del idioma?’”.

De acuerdo al Dr. Tallaj, muchas veces en los hospitales y en los centros de salud se utiliza como traductor a una persona que no está preparada, que puede ser un camillero, o alguien de limpieza, que influencia en la salud de ese paciente.

Discrepancias dramáticas

El estudio también descubrió dramáticas discrepancias entre la forma en que los pacientes latinos ven su salud y las realidades contrastantes que sus médicos reconocen. Por ejemplo:

• 45 por ciento de los latinos dicen que están sanos, pero 54 por ciento de los proveedores de atención médica dicen que no lo están.

• El 13 por ciento de los latinos reconoce que la obesidad es un problema que empeora, en comparación con el 40 por ciento de los proveedores.

En este último punto, el Dr. Tallaj reiteró: “No importa lo que hagamos y digamos sino educamos a la gente, nunca se van a tratar porque entienden que no están obesos. Una de las cosas de este estudio histórico, es que tiene que servirnos para empezar a hacer los cambios en salud que hacen falta y a donde hay que dirigir los recursos para lograr que las cosas que se vieron aquí, podamos impactarlas y mejorarlas”.

Asimismo, según los resultados de la encuesta, el 32 por ciento de los proveedores de atención médica piensan que la salud mental de los latinos no es saludable en comparación con la población general.

“Todas nuestras prácticas ahora en todos estos barrios marginados, tiene un survey (encuesta) que se hace a todos los pacientes y tiene una manera de identificar a temprana hora los problemas de salud mental y podemos atacar eso mucho antes, trabajando directamente el médico primario con el especialista en una temprana etapa”, agregó el Dr. Tallaj.

Miedo a ser “carga pública”

Aunque no se manejó en el estudio, el Dr. Tallaj también hizo hincapié en las posibles consecuencias de la nueva propuesta migratoria de “carga pública” de Trump, ya que muchas personas evitarán usar el programa de salud federal-estatal para personas de bajos ingresos, Medicaid, por miedo a ser penalizados al momento de tramitar su tarjeta verde.

“[Seria] un caos, si no hay una educación, si no se dicen las cosas como son”, indicó. “El ser humano ya está aquí (…) todas las enfermedades que vienen de otros países vienen con ellos, virales o no virales, para niños o para adultos. Si no les ponemos atención, cualquier epidemia puede pasar, o cualquier brote de enfermedad infecciosa, ya sean paperas, sarampión, varicela. Si hay niños sin vacunar, va a pasar ese problema”.

El Dr. Tallaj fue muy claro en declarar que “tenemos que apelar ciertamente y que los políticos pongan atención a lo que pensamos los médicos de la comunidad y los pacientes de esa comunidad”.

“El día que aparezca una epidemia o algo similar vamos a estar señalando gente, mientras que ahora mismo, nuestro grupo está haciendo las medidas que hagan falta para saber que nuestra comunidad, sobre todo la gente que tiene Medicaid, estemos preparados para cualquier contingencia que haya y hacer y tratar de que nuestra agenda política, haga lo que queremos que se haga, y que nuestros políticos pongan atención” dijo.

Igualmente, reiteró que las puertas de los centros de salud siempre están abiertas: “como médicos nosotros no tenemos nada que ver con estatus social, económico ni mucho menos migratorio, la atención se la damos a todos los pacientes. Nosotros seguiremos haciendo nuestro trabajo independientemente de las políticas que puedan salir a nivel estatal o a nivel del gobierno central”.

Con el fin de mejorar la atención de salud de los latinos en Nueva York, el Dr. Tallaj explicó que es sumamente importante coordinar con legisladores y organizaciones de salud del área.

“El mensaje que es importante reflejar es que después de que se hace un trabajo tan serio, el que se sigan haciendo las medidas de salud basado en agenda política, no en la agenda que hace falta en la comunidad es un desastre. Si no se tiene en cuenta lo que está pasando realmente abajo, esos cambios muchas veces fracasan, porque la gente no tiene conocimiento de lo que se está haciendo”, finalizó.

 

Notas relacionadas: La comunidad latina el mayor grupo sin seguro médico en los Estados Unidos

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *