Proponen ley que permitiría que los “soñadores” obtengan seguro médico

Proponen ley que permitiría que los "soñadores" obtengan seguro médico

La senadora de Estados Unidos Pramila Jayapal durante una visita con varios senadores norteamericanos al puente internacional Simón Bolívar, en la frontera entre Cúcuta (Colombia) y Venezuela. (Foto: EFE/Scheneyder Mendoza/Archivo)

 

Dos legisladoras demócratas han presentado en el Congreso de los Estados Unidos un proyecto de ley que permitiría a los “soñadores”, los beneficiarios del amparo migratorio de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), y a otros inmigrantes indocumentados obtener seguro médico.

Las legisladoras Pramila Jayapal y Debra Haaland propusieron la iniciativa para la Equidad Sanitaria y Acceso bajo la Ley para Mujeres Inmigrantes y Familias para permitir que esos inmigrantes tengan puedan inscribirse en la Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA, en inglés), conocida popularmente como Obamacare.

El Instituto Nacional de Latinas para la Salud Reproductiva (NLIRH) dio en un comunicado la bienvenida a la introducción de proyecto de ley y subrayó que también garantizará que todo inmigrante con autorización federal puedan acogerse a Medicaid, diseñado para personas de bajos ingresos y discapacitados.

La directora principal de Relaciones Gubernamentales de NLIRH Ann Marie Benitez, destacó en la nota que “mientras la Administración de (Donald) Trump busca maneras de sembrar miedo en las comunidades inmigrantes, hay líderes dispuestos a decir ya basta”,

“Primero, vimos a los tribunales aplazar la expansión de Trump de la carga pública. Hoy, aplaudimos a las Representantes Jayapal y Haaland, y a todos los que apoyan este proyecto de ley, por avanzar esta legislación audaz para lograr ampliar la cobertura de seguro médico a toda persona, sin importar su estatus migratorio”, dijo.

El DACA, creado por el expresidente Barack Obama (2009-2017), es un programa migratorio que ofrece amparo a miles de jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños.

Para acceder a él, los jóvenes tuvieron que demostrar que habían llegado antes de los 16 años, que no tenían antecedentes penales y que cursaban estudios de educación secundaria o estaban en la universidad.

Los inscritos en DACA pudieron frenar su deportación, obtener permiso de trabajo y en muchos estados una licencia de conducir, unos beneficios que debían de ser renovados cada dos años.

En 2014, Obama trató de ampliar su alcance para beneficiar a más “soñadores”, pero un grupo de estados republicanos lo demandó y la justicia anuló la expansión del programa, así como otro plan llamado DAPA y que buscaba frenar la deportación de los padres de los jóvenes indocumentados.

Con Trump en el poder, el DACA ha sufrido varios reveses y ha visto disminuir su número de beneficiarios, que llegó a superar en el pasado los 800.000.

En septiembre de 2017, Trump anunció que DACA debía expirar el 5 de marzo siguiente si el Congreso no llegaba a un acuerdo sobre inmigración; iniciativa que acabó en las cortes.

El caso ha llegado al Tribunal Supremo, que se espera que escuche los argumentos del Gobierno y de los defensores de este programa el próximo 12 de noviembre, aunque no se espera que emita su fallo hasta el próximo año.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *