Presidente de El Bronx pide que la Ciudad controle el transporte público

El presidente del condado de Bronx, Rubén Díaz Jr., saluda a los pasajeros de la calle East 149th de la estación de metro Grand Concourse para distribuir literatura que se opone a los aumentos de tarifas propuestos por la MTA. (Imagen vía oficina de BP Díaz)

El presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz Jr., celebró una conferencia de prensa para oponerse a los aumentos a las tarifas de transporte público propuestos por la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) y para solicitar una reorganización de la agencia para otorgar el control del transporte público local a la ciudad de Nueva York.

El presidente del condado, Díaz Jr., estuvo acompañado por el concejal Rev. Rubén Díaz, la asambleísta Nathalia Fernández y el asambleísta Víctor Pichardo en el evento, que tuvo lugar frente a la estación de metro 149 Street-Grand Concourse. Los funcionarios electos distribuyeron literatura a los usuarios para exigir que la MTA reconsidere el alza de tarifas propuesta.

“La MTA está agregando mayor carga para los neoyorquinos, nuestros residentes de la clase trabajadora, al subir las tarifas al transporte público”, dijo Díaz Jr. “Continuamos pagando cada vez más por cada vez peor servicio. El sistema actual simplemente no funciona, y los pasajeros están cansados de que se les pida que gasten más dinero en un servicio deficiente y deplorable. Nos unimos para exigir que no suban las tarifas en el futuro próximo. Arreglen el servicio, arreglen los trenes para que funcionen a tiempo, arreglen los autobuses y entonces, tal vez, podremos hablar de subir las tarifas”.

El presidente del condado agregó que es hora de que el control de Transito de la ciudad de Nueva York regrese a la ciudad de Nueva York, como era antes de la creación de la MTA en la década de 1960, considerando la cantidad de dinero que la ciudad vierte actualmente en el transporte público y considerando las nuevas propuestas, como el impuesto de congestión, que requerirían más dinero de los residentes de la Ciudad de Nueva York.

“Durante demasiado tiempo hemos visto pasarse la papa caliente entre Albany y la ciudad de Nueva York en lo que respecta a nuestro sistema de autobuses y metro”, expresó Díaz. “Es hora de que la Gran Manzana acepte el control de esta papa caliente y que Albany dé un paso atrás y modifique la ley para dar a la Ciudad de Nueva York el poder necesario para solucionar el problema y controlar su propio sistema de transporte público”.

 

Notas relacionadas: Presidente de El Bronx arrancó semana anual de restaurantes “Savor the Bronx” 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *