Policía corrupto culpable de red de prostitución y juegos de azar en Queens, Brooklyn y Long Island

Foto vía Shutterstock

Un detective del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), admitió haber participado en una productiva red de prostitución y juegos de azar en los condados de Queens, Brooklyn y Nassau, anunció la fiscalía.

El 8 de mayo, el detective René Samaniego, de 44 años, se declaró culpable de dos cargos de tentativa de corrupción organizada. El 25 de junio debe regresar a la corte para ser sentenciado de dos a seis años de prisión, de acuerdo al juez.

“Tengo mucho respeto por los excelentes oficiales de la Policía de Nueva York que trabajan para proteger y servir a los residentes y visitantes de nuestra hermosa ciudad. Lamentablemente, hay algunos que tienen la insignia y la manchan”, dijo el Fiscal de Distrito Interior John M. Ryan. “El acusado, en este caso usó su posición como miembro de la Policía de Nueva York para ayudar a ejecutar una operación ilegal en tres condados, con el fin de llenar sus bolsillos de dinero fácil. Este tipo de corrupción no será tolerada, y como resultado de sus acciones, el acusado irá a la cárcel. Esto debería ser una advertencia para todos los delincuentes, incluidos los miembros del servicio, que no se tolerará la ilegalidad en la ciudad de Nueva York”.

Según los cargos, en abril de 2015, el Buro de Asuntos Internos del Departamento de Policía de Nueva York, recibió una denuncia anónima de que algunos agentes de policía en servicio activo, y retirados, estaban participando en una compleja operación ilegal. A través de escuchas telefónicas autorizadas por la corte, vigilancia y otros instrumentos de investigación, los detectives identificaron la red ilegal de burdeles y a sus implicados.

Samaniego trabajó estrechamente con el presunto jefe, al proporcionarle información sobre los procedimientos policiales, redadas programadas, y otra información vital que ayudó a mantener los burdeles en funcionamiento. Los cargos indicaron que Samaniego proporcionaba descripciones detalladas de los agentes encubiertos (lo que llevaban puesto y su ubicación exacta cuando realizaban una operación encubierta y se acercaban a un burdel), lo que comprometía en gran medida la seguridad de dichos agentes.

Dijeron los fiscales que debido a la información que Samaniego suministraba sobre los procedimientos de la policía, esto permitía a los presuntos operadores de burdeles descubrir a los detectives encubiertos aplicando nuevos protocolos para nuevos clientes. Conociendo que los agentes de policía no podían exponer sus genitales cuando interactúan con prostitutas, se requería a los nuevos clientes desvestirse y dejarse acariciar antes de pasar la medida de seguridad.

Dos de los ocho burdeles en operación estaban ubicados en Queens, en Liberty Avenue en Jamaica, y en Onderdonk Avenue en Ridgewood. Los otros estaban ubicados en Brooklyn y Hempstead, Long Island.

Los fiscales dijeron que la red de prostitución supuestamente generó más de $2 millones en 13 meses utilizando anuncios en línea para atraer clientes. Después de pasar por el proceso de selección, los clientes elegían la prostituta y pagaban hasta $40 por 15 minutos de juego sexual o hasta $160 por una hora.

La acusación dice, que como parte de la operación existían loterías ilegales establecidas en varios negocios, como una tienda de delicatesen en Springfield Boulevard y en una peluquería en la calle 243 en Queens. En las actividades figuran gerentes, corredores y agentes en cuyas oficinas se realizaban apuestas en loterías legales.

-Traducción de Raquel Romero

 

Notas relacionadas: Jefe de policía de la Villa de Hempstead arrestado por corrupción

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *