Percepción contra realidad: un estudio encuentra que los vendedores ambulantes y los negocios establecidos funcionan juntos

La senadora estatal Jessica Ramos discute los hallazgos de un estudio que afirma que los negocios establecidos y sus contrapartes de vendedores ambulantes disfrutan de buenas relaciones, a pesar de las opiniones opuestas. (Foto: Mark Hallum / QNS)

Los argumentos abundaron en una conferencia de prensa en Corona el jueves pasado, cuando activistas y la senadora estatal Jessica Ramos publicaron los hallazgos de un estudio que ilustra una relación amistosa entre los vendedores ambulantes y los negocios establecidos.

El estudio realizado por Katherine Wheeler, se construyó a partir de entrevistas con propietarios de tiendas y vendedores ambulantes para medir qué tan cerca trabajan juntos, a pesar de la percepción de que los dos modelos de negocios entran en conflicto.

“Estamos aquí para anunciar un informe que dice que nuestros vendedores ambulantes son una parte integral de nuestra economía, que sus contribuciones son tan importantes que terminan ayudando y trabajando con negocios establecidos en nuestro distrito”, dijo Ramos.

El estudio, según Ramos, apoya la nueva iniciativa del Concejo Municipal para ampliar la emisión de permisos a vendedores.

“Queremos asegurarnos de que estamos permitiendo el espíritu empresarial de nuestros inmigrantes y vecinos en la mayor medida posible”, agregó Ramos.

Laura Matute, una vendedor ambulante en Roosevelt Avenue y Junction Boulevard, dijo que tiene una buena relación con el personal y los propietarios del comercio ‘Seba Seba’ adyacente. Matute le compra café al establecimiento de la esquina y, a menudo, le permiten usar el baño.

“Estas personas son mis amigos”, dijo Matute. “Ellos me cuidan y yo los cuido”.

Sin embargo, no todos estuvieron de acuerdo en que los vendedores ambulantes no causan problemas a las empresas establecidas.

La conferencia de prensa estuvo salpicada de discusiones entre personas asistentes donde un propietario de negocio declaró que los ambulantes ofrecen competencia desleal porque no llevan la carga adicional de un pago mensual de alquiler.

El estudio de Wheeler examinó cuatro corredores a lo largo de la ciudad que incluyen el tramo de Roosevelt Avenue entre Jackson Heights y Corona.

“Mi investigación empírica, en el terreno, no respalda de ninguna manera la afirmación de que los negocios establecidos consideran a los ambulantes como competidores o competidores injustos”, dijo Wheeler.

Mohammed Attia, co-director del Proyecto de Vendedores Ambulantes en el Centro de Justicia Urbana, afirmó que los políticos sostienen que los vendedores ambulantes perjudican a los negocios establecidos para abogar por un proyecto de ley que anula el límite en la emisión de permisos establecida en 1983.

Este proyecto de ley recibirá una audiencia en el Concejo Municipal esta semana.

Mientras tanto, Ramos dijo que está trabajando con el recientemente nombrado presidente de la MTA, Patrick Foye, en un programa piloto para llenar las vacantes en espacios comerciales propiedad de la agencia cerca de la estación Jackson Heights Station en la calle 74.

 

Otras noticias de Jessica RamosSenadores de Queens lideran esfuerzos para incrementar diversidad en las escuelas

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *