Pandillero de Hempstead culpable intentos de asesinato y agresión sexual a una niña

Pandillero de Hempstead culpable intentos de asesinato y agresión sexual a una niña

Tommy Alvarado-Ventura, miembro de la MS-13. (Foto: NCDA)

 

La fiscal de distrito del condado de Nassau, Madeline Singas, anunció que un miembro de la MS-13, que fue arrestado en marzo de 2017 en Hempstead, por intentar asesinar a tres personas, incluido una niña de 2 años de edad a quien asaltó sexualmente, se declaró culpable de la acusación ante el gran jurado el jueves 14 de febrero.

El acusado Tommy Alvarado-Ventura, también conocido como Montana, de 33 años, se declaró culpable ante la jueza supervisora ​​Teresa Corrigan por los cargos de:

– Intento de asesinato en primer grado (delito grave A-I)
– Dos cargos de agresión sexual depredadora contra un niño (delito grave A-II)
– Tres cargos de intento de asesinato en segundo grado (delito grave violento B)
– Cuatro cargos de asalto en primer grado (delito grave violento B)
– Dos cargos de asalto en segundo grado (delito grave violento D)
– Dos cargos de posesión criminal de un arma en tercer grado (delito grave violento D)
– Estrangulamiento en el segundo grado (delito grave violento D)
– Abuso sexual en primer grado (delito grave violento D)

Alvarado-Ventura debe regresar a la corte el 20 de marzo y se espera que sea sentenciado a 26 años de prisión a cadena perpetua. La fiscal había recomendado una sentencia previa de 30 años a cadena perpetua.

“En unas pocas horas este acusado cometió una serie de actos atroces y violentos que hirieron permanentemente a tres víctimas femeninas que intentó asesinar, incluido una niña de 2 años que maltrató sexualmente”, dijo Singas.

“Tommy Alvarado-Ventura es una de las personas más peligrosas y malvadas que hemos visto en el condado de Nassau y todos están más seguros con él tras las rejas de por vida”.

Singas recordó que, aproximadamente a las 2:30 a.m. del 22 de marzo de 2017, el Tommy Alvarado-Ventura trató de matar a una mujer en las afueras de El Mariachi Loco Bar en Hempstead. La mujer había intentado hablar con el acusado acerca de un desacuerdo en el bar.

Alvarado-Ventura apuñaló y golpeó a la mujer en su espalda, muslo y manos. Luego puso el cuchillo dentro de su boca y cortó la esquina de su cara, dejando una cicatriz. Ella fue aterrorizada y herida permanentemente.

Mientras el acusado seguía atacando a la víctima, su cómplice Antony Almendarez, impidió que los buenos samaritanos intervinieran en el incidente. Luego los dos acusados ​​huyeron de la escena cuando se dieron cuenta de que los testigos llamaban al 911.

La víctima sufrió un colapso pulmonar, cicatrices permanentes en su cuerpo y daños en los nervios de sus dedos.

Después, Alvarado-Ventura regresó al apartamento de su novia en Hempstead ya que se esperaba que cuidara a los hijos de su novia mientras ella trabajaba.

Entonces, el acusado trató de matar a la hija de 2 años de la mujer golpeándola salvajemente en la cara, estrangulándola y agrediéndola sexualmente.

Cuando su novia regresó, Alvarado-Ventura intentó asesinarla golpeando y apuñalándola en los brazos, las manos y el cuello.

El acusado fue arrestado en la casa de la novia luego de que la policía respondió a una llamada de emergencia.

Las víctimas de los incidentes separados fueron llevadas al Hospital Winthrop, donde los miembros del Departamento de Policía del Condado de Nassau conectaron los dos incidentes con el acusado.

Almendarez se declaró culpable de dos cargos de Asalto en Primer Grado el 5 de abril de 2018, y fue sentenciado a 5 años de prisión. Almendarez no estuvo involucrado en los incidentes posteriores.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *